ZAMIRA ZAVANELLI. La hora de los pueblos (¿Sin Octubre en 2017?)

A todo vapor

Primero enviaron a sus periodistas para preparar el tema.

¿Qué es legal?

La ganancia de unos pocos y la miseria de la mayoría.

Legal es la ley de los que tienen el poder

A sus periodistas no interesa la historia para construir conocimiento y memoria.

 

Solo citan la historia para decorar su paga.

 

Luego hablaron sus políticos, respaldados por sus profesores. Hablan para que pase el tiempo, para que la rabia se apague, para que los que mandan se recuperen del susto y siga el orden del capital.

 

Después se sumaron sus intelectuales y artistas para rimar en verso la decadencia burguesa.

Ondearon camisas blancas, cantos de neutralidad, pidiendo legalidad.

¿Qué legalidad y para quién?

Hablan pues,

para parar la acción, la iniciativa,

para volver a anestesiar a las y los que se liberan, y sienten, piensan y actúan.

 

Perseguida y acosada la verdad se hace camino. Entonces entran policías y militares en el escenario, la democracia se quita el traje y los tacones. Ahora habla la ley,

hablan las porras y las balas de goma;

la violencia sutil ha dado la palabra a la violencia bruta.

¡A por ellos!

¡hay que acabar con lo ilegal!

¿Qué es ilegal, quién actúa ilegalmente?

Palizas, sangre, detenciones, cárcel.

Pero la incansable verdad camina para poner las cosas en su sitio.

Ahora es cuando la barbarie da a luz a sus hijos:

sueltan sus perros, adiestrados en el odio,

la tropa de respuesta rápida ante los vientos del pueblo.

La máquina va a todo vapor.

 

¿Diálogo?

 

¿Con quién?¿ Para qué?

Primero quiten sus porras, balas de goma y

saquen sus mercenarios de nuestras tierras.

No, ellos no conocen el diálogo, son una especie monóloga. El idioma de la clase dominante crea sumisos e idiotiza. Para dialogar establecen el Estado de Excepción, multas, chantajes, violencia, represión.

 

A esto lo llaman diálogo.

Y la izquierda domesticada habla en el idioma del Poder:

 

de pactos y garantías.

 

¿Qué garantías?

¿De quién? ¿De esos?

¿De los que te quieren reprimir y matar si no obedeces a sus órdenes?

¿Garantías de este régimen con sus leyes ?

La gente que defiende al régimen no defiende al pueblo.

El régimen es la máquina destructora que funciona para acumular

ganancia y ganancia y ganancia.

Garantías,

para que todo siga igual.

 

Y la máquina va a todo vapor

 

Hace 100 años, en Octubre de 1917 las clases obrera y campesina tomaron el poder y levantaron las Repúblicas Socialistas Soviéticas. Fue un proceso desde febrero hasta octubre y más allá, primero acabando con la monarquía, pero canalizado por el gobierno burgués provisional de Kerenski y atacado por los fascistas de Kornilov, una lucha abriendo paso al Octubre socialista. Este gran proyecto de la humanidad contó con una organización coherente y honesta de luchadores, la organización bolchevique.

¿Hubiera surgido un Octubre con la izquierda española ?

 

En Octubre de 2017, el pueblo catalán se ha movilizado y la decisión de defender sus derechos ha tomado formas organizativas como los comités de defensa del referéndum o de la República . Esta lucha ha abierto puertas al resto de los pueblos del Estado para romper con el Régimen del 78, porque entre todas y todos costeamos un puñado de ricos criminales y pagamos las múltiples crisis de este sistema destructivo.

 

Independizarnos de los que colonizan nuestras vidas y la solidaridad internacionalista son nuestra tierra y nuestra libertad.

El Gobierno, con su instinto de clase, percibe el peligro de que confluya un movimiento popular que se resista a vivir sin tierra, sin techo y sin trabajo digno.

La izquierda defensora de la geografía política franquista no está a la altura de los acontecimientos, porque ha asumido los principios del opresor.

 

¿Desde el lado del nacionalismo gran español quieren unir a la clase trabajadora de los diferentes pueblos del Estado? ¡Cuando la hora es movilizar entre todas y todos un Octubre que abra futuro, creando poder popular!

Es una izquierda mecánica, desarmada ante la dialéctica, ante las contradicciones de la realidad. Y cuando la izquierda -en momentos históricos como éstos – no actúa unida y contundentemente, la derecha entra en acción.

Nuestra República empieza justo donde la democracia burguesa termina,

empieza con la soberanía política, económica, alimentaria, la socialización de recursos y medios, la libertad de las mujeres y de los hombres, para autogestionar y autogobernar una vida digna y en equilibrio con la naturaleza.

 

Entre todas y todos: ¡Detengamos la máquina!

 

 

 

 

 

Zamira Zavanelli, Andalucía, 25.10.2017

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
A %d blogueros les gusta esto: