Yoko Ono muestra su interés por exponer en Cuba

La japonesa Yoko Ono, quien perteneció a las vanguardias artísticas de los años 60, quiere venir a exponer sus obras en Cuba. La noticia la dio a conocer el crítico de arte, curador y director del Museo Nacional de Bellas Artes, Jorge Fernández.

«Yoko Ono quiere venir a Cuba, está muy entusiasmada con la idea de montar una exposición aquí», dijo Fernández en un reciente encuentro con la prensa.

La viuda del mítico beatle John Lennon está ligada por razones evidentes a la historia de la música desde los años 60 y al florecimiento del arte conceptual.

La japonesa tuvo impacto durante la época con el grupo Flexus, con el que comenzó a exponer sus obras que indagaban desde la experimentación sonora en la existencia humana, y en su interacción con la sociedad a partir de sólidos criterios estéticos y éticos.

Yoko cobró notoriedad pública tras su noviazgo y casamiento con Lennon,  a quien acompañó durante  todo su liderazgo como activista social y  sus resonantes campañas contra la guerra de Vietnam.

Su foto junto a Lennon en  una cama  rodeada de carteles pacifistas es una de las imágenes más icónicas de los 60 y del decursar de  la fotografía.

SETSUKO ONO: «CUBA FUE MI PARÍS»

La hermana de Yoko, la escultora Setsuko Ono,  ha expuesto en varias ocasiones en Cuba y recuerda «con gran cariño» sus instalaciones en la Isla y su participación en las bienales de  La Habana.

«Quiero mucho a Cuba y son muchos los momentos que recuerdo con gran cariño. Sin embargo, el momento para mí más emocionante fue cuando instalamos en la Casa de Asia las seis grandes esculturas que había creado con la colaboración de los trabajadores de Cubana de Acero, con quienes había estado trabajando cada día durante mes y medio», dijo a Granma vía correo electrónico.

La artista considera que el bloqueo del Gobierno norteamericano ha impedido una mayor colaboración entre artistas de Estados Unidos y afirma que «EE. UU. tiene  que poner fin a esa política criminal».

Sobre las obras instaladas en la Casa de Asia, Setsuko comenta: «Recuerdo con el mismo amor a las seis esculturas. Cada una tiene su historia. Los trabajadores de Cubana de Acero fueron magníficos, como seres humanos y por la calidad de su trabajo».

La japonesa considera que la Bienal de La Habana definió radicalmente su carrera. «La Octava Bienal de La Habana inauguró mi trayectoria como escultora seria.  Después de ver las fotos de las esculturas que hice en La Habana, la ciudad de Baltimore me pidió seis esculturas que están instaladas de manera permanente en la ciudad, y luego hubo dos más,  una instalada en el centro de Tokio y la otra en el Hara Contemporary Museum, el más  prestigioso museo de arte contemporáneo de Japón. Las carreras de muchos artistas empezaron en París: mi “París” es La Habana».

 

(Michel Hernández / Diario Granma)

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: