Ya te han jodido, Juancar

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

3 comentarios

  1. PartisanaIlustrada

    Los Reyes Magos. Historia de una impostura católica

    En un día como hoy se nos repite hasta la saciedad el cuento de los Reyes Magos. Pero, deberíamos preguntarnos: cuál es el origen de todo ello. En su sentido histórico y hasta metafísico (en clave ontológica): no existe, o sea: que no hay ninguno. Pero, el origen de la leyenda… sí que tiene su miga histórica.

    Pues, como toda cuestión radicalmente importante carece de principio y hasta de fin. O sea, que no tiene más origen que la de ser un cuento, una ficción. Como todo en el cristianismo.

    El cristianismo nace como un cuento religioso donde la historia real desaparece en el universo telúrico de lo milagroso. Y ya Gramsci, así como Ernst BLOCH, o el propio LENIN nos pedían estudiar con cuidado toda esta trama, pues bien nos pudiera servir para volver a tejer el manto de Penélope y empezar a reescribir nuestra Odisea con otros materiales para poder hacer una nueva Historia, la realmente Real: la realmente asfixiante de la explotación humana.

    Ni siquiera tenemos constancia de que nada de lo que se nos cuenta sucediera en algún tiempo pasado. Pero eso es lo que nos debería dar igual. Pues el cristianismo nace contra la Historia. Y por eso se inventan esos cuentos tan llenos de luz y de magia: de vírgenes fecundadas por palomas espirituales, reyes mágicos,…

    Y toda esa trama se cose y se inventa cuando el cristianismo pase a ser una religión de Estado llamada catolicismo (imperial, global y/o universal) cuando se necesitará crear toda una leyenda que permita mantener al pueblo entretenido y entusiasmado durante prácticas ceremoniales constantes y permanentes muy bien organizadas y jerarquizadas. De ahí que le venga como anillo al dedo inventarse el calendario: la semana de siete días, el mes dividido en cuatro semanas, las estaciones epocales ligadas al clima mediterráneo donde la cultura latina impregnaría de manera pagana todos los rituales y liturgias y, por supuesto, los años con sus festividades navideñas y sus pascuas redentoras.

    En la actualidad se nos quiere hacer creer a todos l@s súbdit@s del bribonazgo de este podrido Reino Francobourbónico que la existencia bíblica de unos Reyes Magos ya le da carta de naturaleza al cuento de la legitimidad de tener que soportar a una monarquía Francobourbónico impuesta manu militari. Pues, no. Los Reyes de la Biblia al ser mágicos no son reales, no tienen Reino al que saquear, explotar, robar y diezmar.

    Aunque la cosa tiene su gracia (en clave de humor, no la de la cara trágica que no aparecía en las monedas que acuñaba el Carnicerísimo por la Gracia de Dios cuando la realidad es que fue para desgracia de su reventado y anulado pueblo) ya que la puesta en escena bíblica de unos presuntos Reyes Magos se hace para cuestionar el Poder terrenal que poseían los gobernantes del Imperio romano. Quizás por eso en alguna que otra entrevista la señora Elvira ROCA BAREA señale que ella no es ni tan siquiera cristiana, ¡vaya que alguien pudiera descubrir que luchar contra los Imperialismos es cosa que va de suyo cuando se es auténticamente cristiano!

    Y es que la magia de esos reyes inventados va por ahí esparciendo mirra, incienso y carbón para regalarnos un presente lleno de amor, vida y esperanza frente a la muerte, al odio y a la desesperanza que generan por doquier todos los Reyes actuales sean de donde sean. Así que habría que hacer uso de la goma arábiga para borrar su dominio del mapa y de nuestras vidas sin más historias.

  2. Aqui tambien hay Reyes, pero la magia economica la soportamos los pueblos, nada de Melchor, Gaspar y va a Saltar o Baltasar, que para eso esta San Nicolas, el preferido de la infancia, acompañado por el negro Piet zwarte Piet, el travieso que tanto alegra a los infantiles. Lo «bueno» de estos monarcas , es que no los puso ningun DICTADOR , como en el Sur de los Pirineos, mas bien los defendio el pueblo y su cohalicion antifascistas antihitlerianas y anti SS. Ahi esta la gran diferencia de estos monarcas, como los de Belgica, UK. Dinamarca ecetera. Salud y REPUBLICA YA

  3. ¿Habrá algún ejemplo mejor para descalificar la implacable dictadura de un monarca impresentable?

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*