¿Votar Unidas Podemos para darle una alegría a Sánchez?

Desde hace unas horas se ha confirmado, a través de las direcciones políticas de ambas organizaciones, que IU y Podemos van a ir juntas a las elecciones, tal como hicieran en el 2016. De todos modos, reconocen que hay Comunidades autónomas donde esta fusión será muy difícil por las propias características de lo que en ellas sucede, enemistades personales y políticas incluidas.

Lo que anuncian los sondeos y encuestas para el 28 de abril es que Unidas Podemos (así se llamará esta vez la coalición) va a sufrir un duro retroceso. Que los 69 diputados actuales serán más que una utopía conseguirlos, aseguran. Lo de asaltar los cielos (electorales) se ha puesto tan, pero tan caro, que hacer bueno lo del «virgencita que me quede como estoy» será transformado en un eslogan de supervivencia.

No faltarán sesudas reuniones luego para analizar porqués si se confirmara en las urnas este previsible batacazo. Lo que hizo surgir el 15M -pensarán- sigue ahí, la precariedad laboral, el exilio económico, la quita de derechos, los corruptos sin cárcel, los responsables de la crisis campeando a sus anchas, la monarquía impertérrita, y así hasta el infinito, pero… no hay forma de consolidar (electoralmente) un zarpazo que surja a la izquierda del PSOE (para entendernos). Podrá decirse que no es fácil, que la ideología de la sociedad es la ideología que emana la clase dominante, y eso es cierto, pero también lo es que la imagen y la práctica de Podemos en estos meses no ha sido la mejor. Un cainismo sin precedentes (y eso que de esto había una escuela extensa) entre grandes, medianos y locales dirigentes, unido a un acomodamiento a las instituciones que ha resultado insultante y el abrazo a la socialdemocracia más nauseabunda, han provocado el hastío, cuando no el asco, en cientos de miles de sus ex votantes.

Por si fuera poco, los votantes saben que el objetivo número uno de Unidas Podemos en la próxima legislatura es apoyar a Pedro Sánchez, de pactar -a modo de bastón- con la socialdemocracia, olvidando cualquier ideología de enfrentamiento de clase y que el PSOE ha apoyado -por ejemplo- el intento de golpe de Estado en Venezuela. Quizás algún teórico-analítico-presentador de TV, de esos que en un alarde de talento repiten como loros que hay que parar a la derecha (¿el psoe no lo es?), caiga en la cuenta que el historial electoral indica que la gente vota original y no fotocopia. Pero aún así, el pánico es tan grande que no se atreven a estar muy lejos del PSOE. No vaya a ser que empiece a llover.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

6 comentarios

  1. Estoy completamente de acuerdo con el artículo.
    Ahora bien, si la respuesta a la pregunta del titular es NO, se plantea otra pregunta.
    ¿Votar a la izquierda extraparlamentaria? ¿A cuál?
    Hay varios partidos pequeños y me gustaría equivocarme pero todos sabemos que lo único que conseguiríamos es no obtener ninguna representación y, a la vez, legitimar el régimen corrupto pos-franquista, cristo-monárquico y capitalista del 78.
    Sé que es muy improbable pero espero que en el referéndum que celebraremos en unos días en IU, decidamos no ir junto con un Podemos capitalista e imperialista y apostemos sin complejos por un programa Republicano, Federal y Socialista sin complejos.
    Corregidme si me equivoco pero, si no es así, y aún sabiendo que corremos otros riesgos, no veo otra salida que la ABSTENCIÓN (dejando aparte algunos casos puntuales, sobre todo en algunos Ayuntamientos).

    I totally agree with the article.
    However, if the answer to the question of the headline is NO, that poses another question.
    ¿To vote for the extraparliamentary left?
    There are several small parties and I’d like to be wrong but we all know that the only thing we would achieve is not to get any seats and, at the same time, to legitimize the 78’s corrupt, pos-francoist, christ-monarchic and capitalist system.
    I know that it is highly unlikely but I hope that, in the referendum we will hold in a few days in IU, we decide not to go together with a capitalist and imperialist Podemos and to bet on a Socialist, Federal, Republican program, with no complex.
    Please, correct me if I’m wrong but, otherwise, and being aware that we are running other risks, the only possible way out will be ABSTENTION, (apart from very specific cases, in Municipalities, most of them).

  2. Sopalajo de Arrierez

    El perfil del político integrado en Podemos corresponde a la clásica persona que piensa: «Los políticos son inútiles y/o chorizos. Yo no soy inútil ni chorizo, así que me meto a político, y lo haré bien, o al menos mucho mejor que ellos. Además, ahora con la crisis me he quedado en paro, así que, aunque lleve toda la vida sacando pecho y definiéndome de apolítico, me toca cambiar y decir que me meto en política para echar una mano, que es que está la sociedad ya demasiado mal como para seguir manteniéndome al margen».

    Pero esta persona tipo, aunque se meta a político, no ha dejado de ser el clásico español que odia (ODIA) a muerte a sus vecinos, al prójimo en general.
    Así que, cuando está dentro y se empieza a encontrar con las presiones y críticas derivadas del cargo/empleo de político, se pregunta porqué habría de aguantar que esos ciudadanos a los que aborrece hagan otra cosa que no sea aplaudirle, y que si puede pillar alguna contrata o algún carguillo o alguna cosilla, pues no está tan mal, que los españoles son, al fin y al cabo, unos desagradecidos, y no van a retribuir su esfuerzo de meterse en la política con nada más que palos.

    A partir de aquí, ya tenemos en este político tipo de Podemos a un político estándar.

  3. ABSTENCIÓN ACTIVA con toda una campaña de boicot a las candidaturas de los vendeobreros de UP

    Nunca las instituciones burguesas son el objetivo principal, tampoco el secundario mientras el DOBLE PODER o poder paralelo de los oprimidos encabezados por la Clase Obrera ( con todas las versiones que este cspitalismo del XXI ha generado ) no alcance un grado suficiente de crecimiento.

    La lucha está en calles, plazas y Centros Okupados.

  4. Sí, juanfri, lo había leído.
    Y debo admitir que tiene razón.
    Suelo seguir a Marat … en alguna ocasión no estoy de acuerdo con sus formas pero sí lo estoy con el fondo de sus críticas.
    Gracias por la recomendación.

    Yes, juanfri, I had already read it.
    And I must admit that he is right.
    I usually follow him … sometimes I don’t agree with his manners but I do with the content of their criticisms.
    Thank you for the recommendation.

  5. No puedo estar de acuerdo contigo, Redstar. Quiero creer que conoces lo que es la ley D’Hondt. Asi que sabras que tanto el voto nulo, como la abstencion o en blanco, termina repartiendose ya que ningun escaño queda vacio.

    Prefiero dar mi voto a partidos «pequeños», a que los de siempre se lo repartan. 1 escaño quitado no gana una guerra, pero es una batalla ganada. Un saludo kamarada.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: