Venezuela revela (una vez más) al verdadero Moreno

Ni Lenín Moreno ni todo su “equipo político” pasarán a la historia como demócratas o latinoamericanistas. Todo lo contrario: han sido ya marcados como testaferros de una política hegemónica, imperialista y codiciosa de la peor calaña. Ni una pizca de iniciativa propia, menos aún un sentido de la HISTORIA, así con mayúsculas. Muy lejos de ese legado de Jaime Roldós y de la actual postura de Andrés Manuel López Obrador y de Tabaré Vásquez. A los tres ni siquiera se los ubica en la izquierda bolivariana o marxista leninista ortodoxa, pero asumen un rol soberano y digno frente a la crisis desatada por Donald Trump en Venezuela.

Es evidente que Moreno cuando hablaba de Hugo Chávez o de Nicolás Maduro mentía. Quedan los registros de audio y video y sobre eso lo juzgará la historia. Casi en la misma dimensión de Luis Almagro. Los dos (Moreno y Almagro) representan mucho más que una traición, porque si en ese momento en que alababan el bolivarianismo eran auténticos hoy prueban que se vendieron, fueron cooptados o simplemente se someten por un “utilitarismo” temporal degradante.

Nadie le pide que aplauda a Venezuela y a su presidente. Pero tampoco nadie le ha pedido (menos aún quienes votaron por él en el 2017) que se incline ante todo lo que ordena Trump. Moreno y su “equipo político” saben perfectamente que las dificultades –políticas y económicas- por las que atraviesa la patria de Bolívar y Sucre no son producto de un particular desatino en el manejo económico. Incautar, bloquear y usurpar los bienes, el petróleo y el dinero de los venezolanos en EE.UU. y Europa es un acto de barbarie que solo atenta contra la economía y el bienestar de los más pobres de ese país. Y, al mismo tiempo, hostigarlo mediática, diplomática y/o económicamente agudiza las tensiones internas y externas de Venezuela. ¿Países como Ecuador o Panamá, que están dolarizados, aguantarían un día, un solo día, un bloqueo y sabotaje económico como el que se aplica infamemente contra Venezuela? No, imposible, estaríamos liquidados.

Como Moreno no sabe de lealtades y menos aún de autonomía política ha reconocido a Juan Guaidó inmediatamente después de que Trump exigiera a todos los demás países hacerlo. Su canciller, José Valencia, no atina cómo explicar semejante exabrupto político y diplomático. Peor aún: ¿cómo van a explicarlo en el momento en que (de realizarse elecciones) Maduro sea legitimado por su propio pueblo o la comunidad internacional se vea obligada a retirar el apoyo dado, no en su mayoría, a Guaidó? Medio mundo sabe quién es y para qué sirve el autoproclamado presidente de Venezuela, incluidos los mandatarios de Colombia, Perú, Ecuador, Chile, Argentina y Brasil.

Hoy por hoy estamos frente al mayor fiasco de la historia de la diplomacia ecuatoriana y, sobre todo, a una de las más mediocres expresiones políticas que ha experimentado nuestro país, pero que son aupadas y protegidas por un aparato mediático de derecha, unas élites irresponsables y un gabinete sin vergüenza alguna de su rol. Claro, personajes como Milton Luna que habla de etnocidio refiriéndose a las escuelas del milenio están en el lugar adecuado con un mandatario que piensa muy poco sobre lo conceptual en educación e infraestructura. O la ministra María Paula Romo que no sabe cómo explicar que ocurra un femicidio en sus narices –y casi en cámara lenta- y luego eche la culpa a la gobernadora. O un funcionario como Juan Sebastián Roldán que tiene al subsecretario Iván Granda para los “mandados”, es decir, para echar lodo contra los correístas sin pruebas y asuma esa tarea como su misión “ética”, cual sacerdote de la moral pública.

Pero vamos a lo medular: Venezuela no solo que podrá sortear con sensatez política este momento crítico, a pesar de las amenazas de invasión imperial y el consecuente baño de sangre de su pueblo. También quedarán salvados y aplaudidos por la HISTORIA, aquellos líderes y naciones que se jugaron por sus principios y valoraron el sentido de soberanía y justeza política. Y a ellos sus pueblos los premiarán, sin ninguna duda. Moreno y su gente ya sabemos dónde quedarán para siempre.

 

(Ruta Krítica)

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

2 comentarios

  1. Moreno y su gente ya sabemos como quedaran en la historia: Como unos traidores del pueblo ecuatoriano y unos lamebotas ( como Pedro Sanchez) de su amo Gringo Imperialista e invasor, y que este TRAIDOR se llame Lenin? pobre Vladimir Lenin de la Union Sovietica, que queda manchado su gran nombre. Pero este traidor, dira como Pedro, lo importante es que nosotros rastreros USA, nos pegamos la gran vida a costa del pobre pueblo explotado, por las mafias Oligarcas gansteres Gringas. Salud y Reoublica. Para ser un presidente honrrado e independiente a favor del pueblo, hay que valer y enfrentarse al enagenado y agresor repugnante Gringo saqueador de los pueblos.

  2. Moreno y su gente ya sabemos como quedaran en la historia: Como unos traidores del pueblo ecuatoriano y unos lamebotas ( como Pedro Sanchez) de su amo Gringo Imperialista e invasor, y que este TRAIDOR se llame Lenin? pobre Vladimir Lenin de la Union Sovietica, que queda manchado su gran nombre. Pero este traidor, dira como Pedro, lo importante es que nosotros rastreros USA, nos pegamos la gran vida a costa del pobre pueblo explotado, por las mafias Oligarcas gansteres Gringas. Salud y Republica. Para ser un presidente honrrado e independiente a favor del pueblo, hay que valer y enfrentarse al enagenado y agresor repugnante Gringo saqueador de los pueblos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*