VENEZUELA. Destinado a combatir la guerra económica, la oposición trata de boicotear el Petro

Son tan miserables que lo que no ganan en las urnas lo quieren ganar a costa del sufrimiento de millones de personas. No es nuevo que, al igual que el imperialismo yanqui y europeo, la oposición venezolana trata de debilitar la economía del país con el único y perverso propósito de crear caos y descontento entre la población para que, ésta, se revele contra su propia Revolución, contra su propio Gobierno. Eso sí, lo hacen a sabiendas de que ellos no sufren las consecuencias, tales como los desabastecimientos u otra penurias. A ellos no les falta de nada.

Ayer, estos indeseables individuos arremetieron contra el Petro, la criptomoneda creada por Nicolás Maduro y el Gobierno que preside. La oposición declaró a la citada moneda como ilegal.

Lo hicieron durante una sesión de la Asamblea Nacional (AN), controlada por mayoría opositora y donde, además, los voceros de la derecha defendieron las sanciones impuestas por EE.UU. contra Venezuela. Desde su ineficaz “torre de marfil” instaron a los inversionistas extranjeros a no transar en ‘petros’ y se manifestaron dispuestos a desconocer esas operaciones.

Los adversarios políticos de la Revolución Bolivariana se oponen a la iniciativa del Gobierno que, como hemos señalado, pretende sortear el bloqueo financiero que ha derivado, entre otras cosas, en la imposibilidad de comprar medicinas y alimentos.

El propósito de la oposición es minar la confianza de los posibles inversionistas, recurriendo a la alta sensibilidad de la comunidad de criptoactivos. Juegan, pues, a meter miedo infundado a través de sus poderosos medios de comunicación. Y es que una cosa es tener una moneda de lo más transparente, confiable y respaldada en oro y otra que los citados medios estén un día sí y otro también mintiendo acerca del Petro para influir negativamente en la mente de las personas. De esta manera, es muy probable que muchas de ellas no se atrevan a poner ni un céntimo en la nueva moneda.

De todas maneras, desesperada, la oposición clama en el desierto. Refiriéndose al desconocimiento del Parlamento a la criptomoneda, Carlos Vargas, el superintendente de Criptomonedas y Actividades Conexas de Venezuela, aseguró que la postura de la derecha opositora es risible, ya que se trata de operaciones privadas que están fuera de las regulaciones. Vargas dijo: «¿Cómo no van a reconocer algo que no pueden controlar? Están dando un espectáculo patético: no hacen propuestas y se empeñan en sabotear la economía porque su único candidato es la guerra económica».

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. Esta derecha fascista, sin ninguna propuesta política viable al pueblo, recurren a lo mas bajo en contra de su propio pais y pueblo. Están perdidos porque la revolución bolivariana sigue adelante.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: