VENEZUELA. Ante la imposibilidad de ocultar lo inocultable, la oposición reconoce su caótica situación

No es que a sus dirigentes les encante reconocerlo, lo que sucede es que les resulta imposible ocultar lo inocultable, de modo que no les ha quedado más remedio que reconocer su caótica situación y su indiscutible debacle.

Efectivamente, la oposición venezolana ha asumido el desorden y la falta de estrategia dentro de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que no sabemos si es mesa, pero unida y democrática seguro que no. Dicen que esa es la razón por la que no podrán llegar al Palacio de Miraflores.

Es la admisión hecha por varios dirigentes opositores, bajo condición de anonimato, recogida este domingo por el portal venezolano Panorama, que recuerda que los opositores vuelven a autoexcluirse de los comicios casi 13 años después de lo que ocurrió con las elecciones parlamentarias de 2005, cuando, a última hora, “sus dirigentes abandonaron el terreno dejando consecuencias catastróficas”.

“Quienes dicen que debemos votar tienen razón en su acción, ya que es peor quedarse de brazos cruzados, pero no se tiene garantías porque el abuso es supremo. Ahora quienes llaman a no votar también tienen su justificación, pero no dicen qué vamos a hacer a partir del día siguiente a las elecciones, cada vez que cantamos fraude generamos abstención y es peor no participar;  ya hemos vivido las consecuencias en los años 2004, 2005, 2006, 2012 y 2017”, detalla un dirigente opositor citado por el medio.

Los grandes partidos componentes de la MUD, como Primero Justicia, Acción Democrática, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo (UNT), con su ausencia, dijeron que de plano “no” participarán en un proceso electoral, cerrando así la posibilidad de presentar una opción más al electorado venezolano en la contienda que se celebrará definitivamente el domingo 20 de mayo

De ese bloque solo el ex gobernador del estado de Lara Henri Falcón, desafiando todas las críticas y amenazas de las facciones opositoras, se ha postulado a las presidenciales con la tarjeta de su partido Avanzada Progresista (AP).

La cuestión ahora es saber que es lo que piensa hacer, antes y después de las elecciones, la oposición más ultraderechista de Venezuela. Algo, y no bueno, precisamente, estarán tramando gente tan despreciable.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: