EDITORIAL. Una mesa de diálogo con el gobierno para conseguir el socialismo

El diálogo iniciado entre el gobierno nacional y el catalán para solucionar el conflicto, el procés y todo lo que haga falta, es un callejón sin salida para el independentismo. Confiar en que cualquier gobierno español con sus instituciones, incluidas la de la Justicia, acceda a las demandas del otro lado, más que una utopía es engañar a la población catalana tirando la pelota para adelante. En el camino, puede que obtengan recursos y algunas demandas pero lo que, en teoría, los trajo hasta aquí ni mentarlo.

Para ver la realidad sería casi mejor otro ejemplo, que el gobierno de Sánchez recibiera a una delegación revolucionaria que se sienta a la mesa con el objetivo de: negociar el socialismo, el socialismo en serio, nos referimos. No cabe duda que este encuentro estaría precedido por un gran un movimiento de masas, y es más que posible que de represión y lucha con y sin cuartel. Al otro lado de la anhelada mesa estarían junto a Sánchez los jefes del Ibex agradeciendo el buen tono democrático de que la otra parte se sentara, pero así sentados dirían a los revolucionarios que sigan esperando por siglos. La veneración por conceptos desclasados hace creer que los grandes saltos históricos se consiguen en una mesa de diálogo donde el poderoso tiene que ceder porque sí. ¿Es ingenuidad, reformismo, pragmatismo, miedo o burgueses disfrazados en plena actuación teatral? Un poco de todo, quizás.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
A %d blogueros les gusta esto: