Un sartén gigante en el Mar Menor

Una veintena de activistas de Greenpeace , que están navegando por el mar Mediterráneo para alertar sobre el calentamiento global, han instalado una enorme sartén flotante con un planeta en forma de huevo frito frente a las costas de la Manga del Mar Menor y han añadido una pancarta donde se lee «Planeta frito».

En un comunicado, fuentes de la organización ecologista han señalado que la sartén, de 12 metros de diámetro, 113 metros cuadrados de superficie y más de 500 kilos de peso, tiene en su interior una reproducción de un huevo frito en cuya yema puede verse un mapa del mundo con el que se simboliza que la crisis climática «dejará un planeta frito si no se toman medidas urgentes».

Greenpeace dice que, a causa de las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes de la quema de combustibles fósiles, el planeta se está calentando más de lo que lo había hecho desde que existe la civilización humana y los océanos acumulan la mayor parte de ese calor, lo que provoca borrascas y huracanes cada vez más intensos, fenómenos de «gota fría» y la subida del nivel del mar.

La crisis climática «dejará un planeta frito si no se toman medidas urgentes», afirma la ONG

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email