Un grupúsculo de derecha protesta por la celda-denuncia instalada en la calle en Iruñea

La iniciativa, desarrollada con el lema ‘Una mirada desde dentro’, ha consistido en la instalación de una celda simulada en la que varias personas permanecerán en turnos de 30 minutos.

Una iniciativa, han afirmado los organizadores, que busca «socializar la conculcación de los derechos humanos que sufren los presos».

En el acto de inauguración de la iniciativa ‘Una mirada desde dentro’, Joseba Azkarraga, en representación de ‘Orain Presoak’, organizadora del acto, ha afirmado que «en ningún momento nosotros en nuestras actividades hemos humillado ni hemos pretendido humillar a las víctimas» que «tienen todo nuestro cariño y respaldo».

En este sentido, ha afirmado que «las víctimas, con las cuales nosotros posiblemente hablemos más que otros, lo que nos están pidiendo no es que se infrinja más dolor a las personas presas» sino que «se les respete en su dolor, no se les manipule políticamente y que, sobre todo, que se les apoye y se les dé la reparación adecuada». «Y eso lo están pidiendo todas las víctimas: las víctimas de ETA pero también otras víctimas de muchas violencias que se han generado en este país», ha remarcado.

Frente a ello, ha mostrado su «preocupación» y ha lamentado «la patrimonialización que del dolor de las víctimas algunos quieren hacer» porque «no representan a todas las víctimas, podrán representar a algún colectivo, pero no a las víctimas individuales que han sufrido y sufren el dolor de ser víctimas de las violencias generadas en este país». Una actitud, ha dicho, que «no ayuda en un proceso de ensanchar el ámbito de buscar espacios de convivencia».


Tras una concentración convocada por la derecha navarra contra la iniciativa en defensa de los derechos humanos de las personas presas organizada por Orain Presoak, los asistentes al acto ultra se han acercado con el consentimiento de la Policía española hasta el lugar donde está situada la celda simulada y han rodeado a las personas que se encontraban mostrando su solidaridad con los presos insultandoles y amenazándoles. Los gritos de «euskal presoak etxera» han sido la respuesta a las provocaciones durante los momentos de gran tensión.

 

natv/ahotsa

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

2 comentarios

  1. Antes de su memoria, esta la de miles de HEROES Republicanos, enterrados en fosas comunes y su dignidad PISOTEADA dia tras dia, por un estado franquista. A esta escoria no les importan los DDHH, solo saciar su sed de odio. Ciertamente dan pena…

    Asi que a pedir numero…

  2. LIBERTAD, VERDAD, DEMOCRACIA.

    Bueno, la gente puede protestar cuanto le dé la gana. No es una cuestión de que el que proteste más o el que proteste con más violencia o etcétera, tengo por ello el derecho ni la facultad ni la libertad de amordazar, acallar, espantar, vencer, etc. a la otra parte protestadora o protestante.

    Dense cuenta de que EL FASCISMO, EL TERRORISMO Y GENOCIDIO DE ESTADO QUE ES EL FRANQUISMO, ASÍ COMO LOS DEMÁS SINÓNIMOS O IMITADORES O SUCEDÁNEOS, precisamente lo que siempre intentan (DE MODO Y MANERAS CRIMINALES, TERRORISTAS, ETC.) es que se entre en este tipo de situaciones de falsa dicotomía de «el bien y el mal», de «vencedores y vencidos», de «buenos y malos». Es el campo de batalla de LOS FASCISTAS Y DEMÁS TERRORISTAS DEL ESTADO O DEL PARAESTADO, pues así pueden aplicar toda la criminal violencia a su antojo contra la otra parte protestante, disidentes políticos, etc., etc., etc.

    Es más simple que el mecanismo de un sonajero: pura criminal violencia que se perpetra contra otras personas en base a los más peregrinos pretextos.

    Por tanto: que cada cual proteste cuanto le venga en gana y que cada cual denuncie públicamente todo aquello relativo a lo político que le parezca oportuno.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: