Un comisario procesado por cuatro delitos será nombrado por Interior Jefe de Policía en Andalucía

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, nombrará jefe superior de la Policía Nacional de Andalucía Occidental al comisario José Antonio de la Rosa Moreno, según ha adelantado ‘ABC’. Fuentes del ministerio, sin embargo, aseguran que todavía no se ha producido ninguna designación para el cargo de responsable de la Jefatura con sede en Sevilla, aunque tampoco descartan que De la Rosa sea el elegido.

De la Rosa fue delegado de Seguridad del Ayuntamiento de Sevilla durante la época en que Zoido era alcalde, y actualmente está procesado por el Juzgado de Instrucción número 11 de la capital andaluza por los delitos de estafa procesal, desobediencia a la autoridad judicial, prevaricación y falsedad en documento público. La magistrada Cristina Loma Martínez, en contra del criterio de la Fiscalía, ordenó la apertura de juicio oral contra el mando policial el pasado 1 de septiembre, a través de un auto en el que también señalaba al que fuera responsable de Recursos Humanos de la Policía Local, José González Gómez, como autores de los mencionados ilícitos penales.

De la Rosa y González Gómez se sentarán en el banquillo por la denuncia que interpuso contra ellos el agente Francisco Javier B. B., que creó la sección de escoltas y protección de autoridades de la Policía Local de Sevilla y quien se quejó de que fue trasladado a otra unidad contra su voluntad porque los dos procesados le negaron seguir al frente del mencionado departamento y decidieron poner en su lugar a otra persona. El recurso del funcionario fue admitido parcialmente por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo, que dio la razón al denunciante y ordenó que De la Rosa y González Gómez motivaran mejor el traslado. Los dos mandos lo hicieron, asegurando que había sido el recurrente quien había solicitado ser recolocado en otra unidad.

Al entender que ambos habían podido incurrir en falsedad al hacer esta afirmación, el agente afectado interpuso una querella por la vía penal, ya que lo que él había pedido era precisamente regresar a la sección de escoltas, de la que salió temporalmente para crear una unidad nueva. El Juzgado número 11 de Sevilla admitió a trámite el escrito del funcionario y, tras varios meses, acordó la mencionada apertura del juicio oral. Las defensas de González Gómez y De la Rosa recurrieron el auto de la magistrada Loma Martínez, quien dio traslado del mismo a la Fiscalía para que esta formulara escrito de acusación o renunciase definitivamente a ello.

El Ministerio Público ya solicitó el archivo de las actuaciones, al considerar que los hechos que se investigan no eran constitutivos de delito. «De las diligencias de instrucción practicadas, no se observa falsedad alguna por parte de los investigados ni ánimo de faltar a la verdad», aseguró la Fiscalía, que entendió que la resolución que ambos firmaron para responder al juzgado contencioso era «un informe» que adjuntaba «la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que anulaba la orden de cambio de destino del denunciante».

Gepol y la ‘guerra’ entre policías

La época de De la Rosa como delegado de Seguridad del ayuntamiento estuvo salpicada de escándalos como el de las oposiciones de la Policía Local —que implicó a agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil—, las irregularidades en la unidad de motoristas o el mantenimiento del Grupo Especial de la Policía Local (Gepol), una unidad creada al margen del organigrama de la corporación, que funcionaba a modo de sección de asuntos internos y que daba cuenta directamente a la fiscal jefe de Sevilla, María José Segarra, que habilitó a los tres agentes que conformaban el departamento para actuar como policía judicial por la vía de los hechos.

Esta última unidad dependía en última instancia del propio De la Rosa, y su funcionamiento fue permitido por el propio alcalde Zoido, ahora ministro del Interior, quien trató de desvincularse de ella diciendo que estaba a las órdenes de la Fiscalía, a pesar de que sus plazas no se encontraban recogidas en el catálogo municipal de puestos de trabajo y su existencia fue denunciada por la junta de personal del Ayuntamiento de Sevilla. La creación de Gepol, de hecho, provocó una guerra entre distintos bandos de la Policía Local, ya que fue la mencionada terna de policías la que investigó el citado asunto de las oposiciones, que fue visto como una represalia contra algunos funcionarios, entre ellos el jefe de la corporación.

La fiscal María José Segarra habilitó a los policías de Gepol como investigadores de policía judicial. (EFE)
La fiscal María José Segarra habilitó a los policías de Gepol como investigadores de policía judicial. (EFE)

Gepol fue creada en junio de 2010 tras la solicitud del Juzgado de Instrucción número 8 de más funcionarios para hacer frente a un procedimiento penal. El alcalde respondió a la petición asignando a cuatro componentes de la Policía Local, que hicieron una labor de policía judicial que acabó en la absolución de los funcionarios compañeros suyos a los que investigaban. Tras ese episodio, la vía de los hechos mantuvo a Gepol, que únicamente indagaba casos a iniciativa propia o por encargo de la Fiscalía de Sevilla. Por el momento, ninguna de las investigaciones realizadas por este grupo de policías —que funciona al margen de la estructura y siempre al margen de la jefatura de Policía Local con el beneplácito del Ministerio Público— ha terminado en condena.

La decisión del Juzgado número 11 de sentar en el banquillo a De la Rosa no es, sin embargo, el único episodio que ha dado dolores de cabeza al comisario en los últimos años en relación con sus nombramientos. En septiembre de 2010, cuando era jefe de la Comisaría Provincial de Córdoba, la Sección Cuarta de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía declaró nula su designación «por no ser ajustada a derecho» y ordenó destituirlo y sacar a concurso su plaza. El responsable policial llevaba tres años al frente de la Comisaría Provincial cuando fue relevado.

De la Rosa era antes de su reciente nombramiento —adelantado por ‘ABC’— responsable de la comisaría del distrito Este Alcosa Torreblanca y sustituirá en el cargo de jefe superior al comisario Francisco Perea, que está a punto de jubilarse. La designación de De la Rosa era algo cantado en Andalucía, como de hecho aventuró El Confidencial, dada la buena relación que mantiene el comisario con el ministro desde su época como delegado de Seguridad. Antes de acceder al consistorio, fue jefe de la Brigada Provincial de Información de Sevilla, departamento en que conoció al comisario Demetrio Cabello, que luego le pondría en contacto con Zoido. En abril de 2007, fue nombrado jefe provincial de la Policía Nacional de Córdoba.

Además del problema de banquillo que tendrá que afrontar De la Rosa, este también profesor de Criminología en la Universidad de Sevilla deberá dar solución a la falta de efectivos que sufre la Jefatura Superior de Policía de Andalucía y, en concreto, la ciudad de Sevilla, donde incluso los agentes dedicados a la lucha antiterrorista y a la investigación de crímenes y atracos han tenido que salir a la calle a patrullar como agentes de seguridad ciudadana debido a la escasez de personal.

 

elconfidencial

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: