Un clamor recorrió las calles de Altsasu. «Los queremos en casa»

La manifestación ha comenzado a las 13.00 horas en el polígono industrial hacia el centro de la localidad, encabezada por una pancarta en la que se podía leer «Altsasu» (Alsasua en euskera) portada por miembros del consistorio encabezados por el alcalde, Javier Ollo, familiares de los detenidos y colectivos sociales.

La marcha ha expresado la «profunda preocupación» por el futuro de los jóvenes detenidos y procesados y se exige su «inmediata puesta en libertad», al tiempo que ha pedido a la Audiencia Nacional que devuelva el sumario al juzgado de instrucción de Pamplona, «de donde nunca debió salir».

Entre otras personas conocidas han asistido María Solana, portavoz del Gobierno de Navarra; Ainhoa Aznárez, de Podemos, en calidad de presidenta del Parlamento foral; y los portavoces parlamentarios Adolfo Araiz (EH Bildu), Koldo Martínez (Geroa Bai) y Laura Pérez (Podemos), el cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero; el alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, y el senador de Izquierda-Ezkerra, Iñaki Bernal. La manifestación ha transcurrido en completo silencio por las calles céntricas de esta localidad navarra, entre los aplausos de las miles de personas congregadas en las aceras, que se iban incorporando después a la marcha.

Tras una breve parada ante el bar Koxka, donde se produjo la agresión a los guardias civiles, la manifestación ha llegado hasta una céntrica plaza alsasuarra, donde han leído un comunicado, en castellano y euskera, Jokin Casteig, director del instituto de la localidad, y Amaia San Román, profesora del colegio de Alsasua y madre de uno de los menores procesados.

En el comunicado se destaca que, tras unos hechos que «nunca debieron ocurrir», la imagen de Alsasua «ha sido gravemente dañada». «Somos un pueblo plural y abierto -ha agregado-, fruto de la convivencia de muchas personas que vinieron un día a trabajar y decidieron quedarse y construir aquí su futuro, entendiendo la idiosincrasia y la personalidad de este pueblo y haciéndola suya». Alsasua «es un pueblo que hoy está preocupado», se afirma en el comunicado, en el que se indica que pedir de 10 a 15 años de cárcel para los procesados por un presunto delito de terrorismo es «un sinsentido».

Tras solidarizarse «con toda las personas que a consecuencia de todo esto están sufriendo cualquier tipo de daño», en el comunicado se agradece la respuesta popular y de las instituciones a esta convocatoria: «Nunca hemos visto al pueblo tan unido. Es increíble y emocionante, y agradecemos todas las muestras de solidaridad que estamos recibiendo».

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
A %d blogueros les gusta esto: