Un cardenal, obispo emérito en Hong Kong, dice que el Vaticano está al servicio de los comunistas

La extrema derecha católica viene repitiendo el carácter «comunista» del Papa Francisco y su entorno. Los sectores más reaccionarios de la Iglesia asisten con desconsuelo eterno a algunos movimientos de la cúpula de la iglesia y quieren ver en ellos la mano de Lenin. El último en saltar ha sido el Cardenal Zen que ve el principal culpable de este «trágico asunto» en el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin, del que tiene la impresión de que está “manipulando al Santo Padre”. Para el arzobispo emérito, “es un misterio real por qué un hombre de Iglesia, conocedor de China y del régimen comunista, hace lo que él está haciendo ahora. La única explicación es que no se trata de una decisión basada en la fe, sino en la búsqueda de un éxito diplomático. Es la vanagloria”.

Y concluye: “Este último acto es realmente increíble. El documento dice: “Para llevar a cabo el ministerio abiertamente, hay que estar registrado en el gobierno”. Y hay que firmar. Firmar algo en lo que se dice que tienes que apoyar a la iglesia independiente. […] El documento contiene cuestiones que son contrarias a nuestra ortodoxia y nos instan a firmar. Uno no se puede engañar a sí mismo. No puedes engañar a los comunistas. Estás engañando a todo el mundo. Estás engañando a los fieles. Firmar el documento no es firmar una declaración. Cuando firmas, está aceptando ser miembro de una iglesia que está sometida al partido comunista. Es terrible, terrible”.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email