Trasladaron 320 kilos de hachís en un buque de guerra; han sido condenados a menos de cuatro años de cárcel

La condena a tres cabos de la Legión la ha impuesto el Tribunal Militar Territorial Segundo de Sevilla. Esta consiste en tres años y 11 meses de cárcel y al pago de una multa de 520.000 euros. El motivo de la misma es que los «fieles” servidores de la “Patria Grande y Libre” trasladaron 320 kilos de hachís en un buque de guerra. También ha trascendido que, los tres encausados, perderán su empleo y serán suspendidos para el ejercicio de cargos públicos e inhabilitados para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo que dure la condena. Los militares encausados han sido seis, pero tres de ellos han sido absueltos porque, al parecer, el Tribunal no apreció pruebas suficientes para condenarles.

El delito cometido y condenado tuvo lugar el 15 de octubre de 2015. Ese día la Guardia Civil (ese cuerpo de Todo por la Patria) intervino en el Campo de Tiro y Maniobras “Álvarez de Sotomayor”, sito en Viator (Almería) en vehículos militares del Tercio Duque de Alba II de La Legión de Ceuta un total de 310 kilogramos de hachís. Tres de los seis militares encausados han sido absueltos al no apreciar el Tribunal pruebas de cargo suficientes para condenarles.

La sentencia considera como hechos probados que los condenados lograron meter en los vehículos militares que iban a ser embarcados hacia Almería un total de «un petate, cinco mochilas ‘Altus’ y una de combate cargadas de hachís» que lograron superar «las revistas cinológicas oportunas, tanto en la Unidad por los equipos adiestrados de detección de drogas de la Policía Militar como en el Puerto de Ceuta y en el de Almería por los de la Guardia Civil».

Según el relato de la sentencia al llegar al Campo de Tiro y comenzar la descarga del material transportado un teniente advirtió que un petate no debería ir en el vehículo y «ante la extrañeza del hallazgo» procedió a abrirlo, localizando en su interior «numerosos paquetes envasados al vacío dentro de una bolsa negra de basura y tapados con un trozo de sábana blanca impregnada en colonia». Su localización dio pie a una revisión a fondo del resto de vehículos y mochilas «sospechosas».

Nadie se alarme. Para tranquilidad de nuestras lectoras y lectores, añadir que, lejos de traicionar a la patria, la cabra nada tuvo que ver con el hecho; en el momento en que se cometió tamaño delito, ella pastaba y se nutría con otro tipo de hierba en algún campo de España.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. Pero eran estos «los novios de la muerte». ? Claro es que para decir esas tonterías hay que estar muy colgao

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*