Sobre la violencia…

… y quién la ejerce y sobre quién. Francia, el paradigma de la «democracia» y sus valores, la Francia que dice que va a proteger a los kurdos (y los kurdos aceptan), la Francia que quiere «reformar» la Unión Europea.

El sistema capitalista está siendo atacado en Francia por los «chalecos amarillos», un movimiento transversal y autónomo -sin dirección ni vínculos políticos- que está poniendo contra las cuerdas todo el sistema capitalista europeo y más allá. Francia, junto a la India, son hoy los dos grandes focos de resistencia contra el poder global.

Mi amiga Danielle me manda un vídeo tan esclarecedor como escalofriante, un vídeo que las mentes enfermas de los «progres» y su interiorización del discurso sobre la violencia y quién la ejerce deberían no sólo ver, sino distribuir y difundir. Lo curioso del caso, y lo que le da relieve, es que está elaborado por una televisión lo que indica que si los medios de propaganda lo abordan es que está llegando a un nivel que sorprende tanto como asusta. Sobre todo cuando ex ministros piden abiertamente que la policía «dispare a discreción». Y toda la vieja y nueva derecha (incluyendo a quienes se dicen «socialdemócratas» y quienes les apoyan) piden apoyo «incondicional a la policía».

Se habla de «clima insurreccional» aunque todavía no es así, pero el discurso y las acciones cada vez más letales de represión son una excelente excusa para justificar una violencia policial cada vez más numerosa.

En Francia van ya 10 muertos, 12 «chalecos amarillos» han perdido un ojo por los disparos policiales, 3 «chalecos amarillos» han perdido una mano por las granadas policiales y hay un total de 2.891 heridos de todas las consideraciones. El gobierno, los medios de propaganda y sus panegiristas han dicho que estas cifras son falsas. En Catalunya ocurrió algo parecido y el poder -PP, PSOE e, incluso, un amplio sector de los «comunes» vinculados a Unidos Podemos (caso Coscubiella)- dijo que todo ello era falso, negando las evidencias.

La policía dice que «defiende la República». Lo mismo ha comenzado a decir el gobierno, que acaba de anunciar que serán «reprimidas duramente» todas las movilizaciones no autorizadas y no comunicadas previamente a la policía y anuncia que 80.000 policías serán desplegados en toda Francia «para mantener el orden». El ambiente de miedo es palpable, pero la resistencia sigue. Las plataformas para recaudar dinero en favor de los heridos han sido cerradas (como ocurrió en Catalunya con las páginas web pro-independentistas), las condenas por participar en piquetes que impidieron el paso a una refinería han sido de seis meses a un año (en el Estado canalla hay gente condenada por lo mismo). En al menos dos ciudades, Reims y Bourges, se ha prohibido la manifestación de hoy en el casco urbano…

El ministro del Interior dice que cualquiera que participe en el Acto IX, que está convocado para hoy, «será cómplice de la violencia»…

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. No es por nada, no defiendo la violencia policial, pero los chalecos amarillos utilizan la violencia repetidamente, contra policías y no solo contra estos sino contra periodistas desarmados, luego no olvidemos que estos »revolucionarios» destruyen comercios, tiendas y bienes públicos, los mismos que ellos reclaman cuando están ausentes.
    »No utilices la violencia si luego no quieres que la usen contra ti»
    De todas formas, no entiendo su admiración por los chalecos amarillos, teniendo en cuenta que la extrema derecha está encantada con ellos porque luchan contra el »globalismo», »inmigración masiva» y el Macronismo (enemigos de los comunistas y a la vez la derecha Gaullista ultra republicana, nazionalista, esa que tanto odia a los inmigrantes)
    Irónico es ver como los rojos de sofá y la extrema izquierda le hace la pelota a un grupo apoyado por la alt right y sus secuaces!! O sea, los Gilets Jaunes, disfrazados de revolucionarios
    Se supone que la izquierda no debería apoyar estos grupos que luego son apoyados por elementos de mucho peligro como Trump o Salvini, los cuales les apoyan porque algunos de estos chalecos critican la inmigración »masiva» y culpan a esta de ser la causa de todos los problemas de Francia
    Detrás de vuestro discurso »revolucionario» y anti neoliberal se esconde Le Pen y toda esa lacra la cual la izquierda tendría que abatir.
    Dices que Gilets Jaunes es un movimiento apolítico o independiente, luego ves sus consignas, mensajes y quienes les apoyan y se inclinan hacia la derecha conspiranoica
    Todo dicho, izquierda de pandereta la que hace propaganda a este grupo de pequeños burgueses Napoleones enfurecidos con Macron y vestidos con chalecos reflectantes
    Saludos

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*