EDITORIAL. Sobre la necesidad de recordarle al nuevo gobierno su verdadera identidad ideológica

Una de las falacias que vienen cultivándose desde hace tiempo, es que el menosmalismo obliga a la izquierda a defender sí o sí a la socialdemocracia porque lo otro (el trifachito en el caso de España) es aún peor. Esa práctica dio y da a los Felipe González/Zapatero/Sánchez una impunidad absoluta, con el solo grito de «Ojo, que viene la derecha» quedan autorizados a hacer lo que les ordena el poder capitalista con paz social en las calles y la aquiescencia sumisa de la izquierda, en teoría «transformadora».

La irrupción de Vox y el fascismo, como la aparición en su momento de Tejero, y más en otros con Aznar… el caso es que siempre hay fascio en la sombra para, irremediablemente, caer en la orilla del PSOE como un mal menor.

Puestas así las cosas, recordar la imposibilidad de realizar gobernanzas de izquierda en este marco capitalista-borbónico y de la UE-OTAN, es traer a la realidad «malas ondas», «pesimismo», cuando no «falta de realismo». Es como decir que solo la derecha y la ultraderecha pueden criticarlos, porque el PSOE (con o sin aliados de gobierno) es la izquierda. A ó B. Ying o yang. Los que piensan que no hay más y que es el fin (bipartidista) de la Historia se van a llevar una sorpresa.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email