Sitio de Memoria. «Colonia Dignidad»

 

En la ‘Colonia Dignidad’ de Chile se cometieron infinidad de abusos, torturas y violaciones contra los derechos humanos durante la dictadura de Augusto Pinochet (imagen vía coloniadignidad.cl)

Bajo el nombre de Colonia Dignidad’ fue creado en 1961 en la en la comuna de Parral (en el centro de Chile) una comunidad privada de índole religioso que estuvo dirigida por un siniestro personaje alemán llamado Paul Schäfer, quien había llegado al país sudamericano huyendo -no solo de su pasado nazi durante su juventud- de las acusaciones de pederastia que había contra él en su país de origen.

Paul Schäfer había trabajado gran parte de su vida como enfermero (de hecho, durante la Segunda Guerra Mundial lo fue de la Wehrmacht debido a que pertenecía a las Juventudes Hitlerianas) y posteriormente como predicador evangelista, algo que llegó a obsesionarle de tal modo que acabó autonombrándose líder carismático de una organización religiosa denominada ‘Misión Social Privada’, creada por él mismo tras ser expulsado de la congregación religiosa a la que pertenecía en su Alemania natal, tras conocerse los abusos sexuales que cometió a niños de corta edad.

Para huir hasta Chile contó con la inestimable colaboración de ODESSA (Organización de Antiguos Miembros de la SS), la cual había sido creada un par de décadas antes para ayudar a escapar de la justicia a todo aquel implicado en el nazismo y que hubiera sido objetivo de la justicia.

[Relacionado: La organización que ayudó a escapar de la justicia a un buen número de criminales nazis]

Paul Schäfer fue el líder de la Colonia Dignidad de Chile (imagen vía contenido.com.mx)

Tras su llegada a Chile, Schäfer entabló varios contactos con otros compatriotas huidos hasta allí y, sobre todo con algunos miembros de la ultraderecha chilena, con los que colaboró estrechamente durante los años previos al golpe de Estado militar de Augusto Pinochet (el 11 de septiembre de 1973) que acabó con la democracia en el país sudamericano y que llevó a uno de los periodos más infames de su Historia.

Schäfer, con la ayuda de algunos inversionistas, compró una extensa propiedad en la comuna de Parral y creó lo que sería conocida como ‘Colonia Dignidad’, un lugar de recogimiento religioso donde, desde el primer momento, imperó el abuso de autoridad hacia los integrantes –varios fueron los que intentaron huir tras comprobar que se trataba de una secta, aunque la mayoría no lo consiguió- además de reiterados abusos sexuales tanto a niños como a las mujeres jóvenes de la comunidad –y no solo por parte del líder de esta sino de algunos de sus colaboradores-.

Además, debido a la amistad iniciada por Paul Schäfer con Manuel Contreras, jefe de la Dirección de Inteligencia Nacional chilena y mano derecha de Pinochet -que se encargó de dirigir la represión política a los opositores del régimen militar-, el líder alemán de la Colonia Dignidad colaboró estrechamente en la tortura y asesinato de centenares de opositores (la mayoría jóvenes estudiantes).

Portada de la publicación El Siglo donde se denuncia a la colonia dignidad (imagen vía coloniadignidad.cl)

En el subsuelo de la colonia se habían construido una serie de pasadizos subterráneos que conducían a celdas y salas de tortura donde los represores militares –junto a Schäfer-torturaban cruelmente a los jóvenes opositores detenidos.

Pero no solo bajo el suelo de Colonia Dignidad se cometían abusos. A lo largo y ancho de aquel complejo quienes habían ido a parar allí por motivos de convicción religiosa sufrieron todo tipo de vejaciones, tanto físicas como verbales.

Se prohibía todo tipo de contacto personal entre hombres y mujeres, quienes tenían que vivir en apartados diferentes. Eso sí… se les permitía ocasionalmente tener alguna relación sexual con el único fin de procrear, aunque tras el nacimiento los progenitores no volvían a ver a sus hijos o no sabían quién de los niños o niñas era. Una indigna práctica que a lo largo de las más de tres décadas que estuvo abierta como comunidad religiosa privada bajo la dirección de Schäfer se estuvo realizando.

La relación del alemán con las autoridades militares chilenas llegó a ser tan estrechas que incluso el propio Augusto Pinochet visitó la Colonia Dignidad en 1974, llegando hasta ella en helicóptero.

[Te puede interesar leer:Martín Merino, el cura que intentó matar a la reina Isabel II]

Tras la caída de la dictadura en 1990 se comenzaron a conocer algunos testimonios sobre personas que habían podido escapar de la colonia denunciando la cantidad de abusos, vejaciones y violaciones continuadas de los derechos humanos que allí se cometieron; aunque la justicia chilena todavía tardó más una década en perseguir y castigar todos esos infames delitos, no siendo hasta el año 2005 cuando Paul Schäfer (con 83 años de edad) fuera detenido en Argentina –donde había huido- y acusado, entre otras cosas, de pederastia, aunque posteriormente se descubrió un extenso arsenal de armas en el complejo de Colonia Dignidad, así como veneno y elementos químicos como para cometer algún tipo de atentado.

Logo de la Asociación por la memoria y los derechos humanos de la Colonia Dignidad (imagen vía coloniadignidad.cl)

Schäfer fue condenado a 33 años de prisión (20 por los abusos sexuales y el resto por la posesión de armas) de los que tan solo cumplió cinco años, debido a que falleció en 2010 a causa de una insuficiencia cardiaca.

A pesar del tiempo que ha pasado, muchas de las atrocidades que se cometieron en la Colonia Dignidad todavía no se conocen o se ha hecho desparecer las pruebas, debido a que fueron muchas las personas implicadas (muchas de ellas personalidades influyentes y/o afines a la política o el estamento militar chileno).

yahoo. Fuentes de consulta e imágenes:

coloniadignidad.cl / ddhh.minjusticia.gob.cl / bbc / theamericanscholar / contenido.com.mx

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: