SIRIA. El Gobierno de Al Assad contará con la ayuda de Rusia para evitar el caos que EE.UU. intenta imponer en el país árabe

Estados Unidos no está dispuesto a abandonar Siria. Por el contrario, prepara de forma solapada las condiciones para volver a desestabilizar al país. Es por eso que el jefe del comité senatorial de Defensa y Seguridad de este país, Viktor Bondarev, dijo que Rusia ayudará a Siria a evitar un regreso al caos, en medio de intentos estadounidenses de resucitar en el país levantino bandas terroristas.

Estamos seguros que el gobierno del presidente Bashar Al Assad cuenta con los recursos suficientes para contrarrestar los intentos de retomar el caos en su país, mientras que Rusia, por su lado, va a ofrecer su ayuda al ejecutivo sirio, declaró Bondarev.

Nosotros conservamos nuestra base aérea de Jmeimim (en la provincia siria de Latakia) y también podríamos desarrollar el puerto de Tartus para convertirlo en una verdadera base naval, explicó.

Estados Unidos, afirmó, ya apoyó en otras ocasiones a fuerzas destructivas, tanto en la propia Siria, como en Libia o Afganistán.

A Washington le incomoda el éxito militar y geoestratégico de Rusia en el conflicto sirio contra el movimiento terrorista Estado Islámico (EI) y la normalización de la situación en el país levantino que quisieron desmembrar, como mismo ocurrió en Libia, estimó el senador.

Siria logró evitar la repetición de ese triste destino y por supuesto eso para nada le conviene a Estados Unidos, que tanta inversión hizo para azuzar el conflicto en la nación mesoriental y lograr la salida del poder de Al Assad, afirmó.

Ahora anuncia públicamente que se abstendrá de inmiscuirse en los asuntos internos de Siria hasta 2021, lo cual carece de sentido, pues es imposible imponer a un país lo que debe hacer en el orden interno, opinó.

Washington se niega a reconocer el fracaso de sus propósitos o desea conservar la apariencia de vencedor, consideró Bondarev, aunque analistas estiman que la Casa Blanca ya parece buscar otras fórmulas para intentar lograr sus objetivos hegemónicos en Siria.

Asesores del Pentágono trabajan en campos de refugiados ubicados en la provincia de El Hasek, una zona bajo control de tropas norteamericanas, para crear el llamado Nuevo Ejército de Siria, denunció el Centro Ruso de Reconciliación, creado en enero de 2016.

Refugiados que regresaron a sus viviendas narraron como los militares estadounidenses declararon que después de concluir el curso de preparación de los nuevos miembros de grupos armados, estos serán desplegados en el sur sirio para luchar contra tropas del Gobierno.

Siria ya pidió al Gobierno de los Estados Unidos que retire a sus soldados, que abandone el país. Los imperialistas siguen sin hacer caso; la llamada comunidad internacional ni se inmuta.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. Independente Libre Alai

    Menos mal que hay un contrapoder a USA, pero ambos no son de fiar.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*