SIRIA, AFGANISTÁN. ¿Relevarán al Ejército yanqui los mercenarios de Blackwater?

Como se sabe, el Gobierno imperialista yanqui decidió recientemente retirar a sus soldados de Siria y Afganistán, lo que ha provocado numerosas lecturas de la noticia. Desde que los yanquis se van porque han sido derrotados hasta que es una estrategia para, de alguna manera, seguir golpeando empujado por su enfermiza costumbre de intentar apropiarse de lo que no le corresponde.

A todo esto, se le debe unir una nueva noticia. Resulta que, tras el anuncio de Donald Trump de retirar las tropas de los mencionados países, la empresa militar estadounidense Blackwater ha lanzado un mensaje tan breve como sospechoso; éste dice: “Estamos llegando”. El mensaje ha sido publicado por Recoil, una revista impresa de caza y armas.

Al parecer, Erik Prince, fundador de la empresa militar Blackwater (que expulsada anteriormente del territorio afgano por el ex presidente Hamid Karzai) había propuesto meses antes la privatización de las operaciones castrenses estadounidenses en Afganistán; lejos de disgustarle al presidente Trump, éste mostró su interés por la propuesta.

Es por eso que el anuncio de Blackwater, hecho público después de que el secretario de Defensa de EE.UU. James Mattis anunciara su renuncia, ha generado inquietudes por la posibilidad de que Trump esté tratando de privatizar la guerra en Siria y Afganistán, luego de su decisión para retirar los soldados estadounidenses de estos dos países.

Se conoce que, anteriormente, varios oficiales castrenses, congresistas y miembros del equipo de Seguridad Nacional de Trump (Mattis, entre ellos) se opusieron al plan propuesto por Erik Prince, el fundador de Blackwater.

El pasado mes de agosto Mattis llegó a expresar que “Cuando los estadounidenses ponen en peligro la credibilidad de su nación, privatizarla probablemente no sea una buena idea.

Por su parte y en muy parecida sintonía, Michael Maloof, un ex funcionario del Departamento de Defensa estadounidense (el Pentágono), dijo que la salida de Mattis fortalece la posibilidad de que Trump “revalúe la propuesta de Prince”.

Cabe recordar que la reputación de Blackwater está a la altura del subsuelo. Los escándalos que han protagonizado allá donde han participado (entiéndase crímenes de guerra y matanzas de civiles muy habituales, por ejemplo, en la guerra de Irak), fueron tan numerosos y crueles que resulta imposible olvidarse de ellos.

La activista política Medea Benjamín definió de manera bastante clara a Blackwater: “Erik Prince y los mercenarios ganan dinero al continuar las guerras, no al terminarlas”.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*