Se cumplen 25 años de la carga de la Ertzaintza contra los familiares y amigos de Lasa y Zabala (+ vídeos)

Secuestrados, torturados y asesinados en 1983, sus cuerpos aparecieron en Busot (Alicante) en 1995. Se confirmó que habían sido torturados, asesinados y enterrados en cal viva por guardias civiles.

El 21 junio de 1995, sus restos llegaron en avión al aeropuerto de Hondarribia. El juez Carlos Bueren había dado la orden de impedir cualquier tipo de homenaje, de modo que la Policía Nacional y la Ertzaintza actuaron contra la gente cargando de manera brutal.

Cargas policiales en el aeropuerto de Hondarribia:

 

Posteriormente, la Ertzaintza cargó contra familiares y amigos en el mismo cementerio, hiriendo a varias personas. Las furgonetas de la policía de la burguesía vasca bloquearon el paso a las ambulancias, los heridos tuvieron que ser trasladados en coches particulares.

Estos hechos tan deleznables nunca tuvieron ninguna consecuencia penal ni disciplinaria. La Audiencia Provincial de Gipuzkoa acabó archivando la denuncia presentada por los familiares de Lasa y Zabala. Según la juez, la carga fue «desde todo punto de vista justificada». Y dictó que comenzó cuando una persona trató de arrebatar el arma a uno de los ertzainas.

Esta era la versión que el Departamento de Interior, que entonces dirigía Juan María Atutxa, puso en circulación al día siguiente de que se produjeran los hechos. Sin embargo, en la comparecencia parlamentaria del 28 de junio de 1995, el viceconsejero de Seguridad, José Manuel Martiarena, señala que los golpes comienzan antes, cuando el mando, el agente 3325 (el mismo que ordenó cargar el día que hirieron de muerte a Íñigo Cabacas), se ve rodeado de familiares que intentan sacar los féretros de los coches fúnebres sin su consentimiento.

El abogado de la familia, Iñigo Iruin, rebatió también esa secuencia. El mando llegó corriendo cuando ya se estaban sacando los féretros, ordenando cerrar los coches. La familia no se lo podía creer. Fue en ese momento de tensión cuando gritó por tres veces, «carguen, carguen, carguen», según Iruin.

Como era previsible, la investigación interna que prometió el consejero Juan María Atutxa quedó en eso, en incumplida promesa.

 

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: