EE.UU. Sanders, ¿uno de los nuestros?

Los presidentes últimos de EE.UU (los anteriores también), los Reagan, Bush padre e hijo, Obama, Clinton y Trump dejan fácil la posibilidad de que alguien mejor pueda acceder al cargo. El mundo progre, hijo directo de la socialdemocracia, viene reivindicando a Bernie Sanders como un candidato de un centro-izquierda al que, al decir de ellos, jamás EE.UU pudo tener y que sería dar un giro enorme a la realidad política de ese país.

La socialdemocracia sí, es obvio, ha gobernado casi todos los países de Europa sin haber hecho otra cosa que administrar el capitalismo. Y así estamos. Sucede que la hegemonía cultural (y social y económica) es tan de derechas en esta época, que el menosmalismo se ha convertido en ideología, una preñez de pragmatismo, reformas, diálogo y buenismo que convive con lo políticamente correcto.

En el caso de EE.UU no lo es menos, si la pregunta es la simple (y aparente) dicotomía ¿Sanders o Trump? la respuesta parece sencilla, pero se hace para esconder otra que admite más reflexión si lo que se quiere alcanza es el socialismo: ¿Capitalismo con rostro humano o Capitalismo salvaje?.

Sanders pertenece a un partido que ha gobernado décadas en EE.UU sin disminuir un ápice la pobreza y marginación de millones de personas ni su política imperialista, de guerra y saqueos que ya por sí solo lo debería deslegitimar como candidato «de izquierda». La realidad es dura, dentro del sistema no hay forma de virar la suerte de los trabajadores, ahora, que por pereza mental o praxis urgente, hayamos hecho del menosmalismo una ideología «de cambio» es una ingenuidad o un insulto a la inteligencia del que vive una castita. De ahí a ver a Sanders como un candidato de «izquierda» hay un paso.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
A %d blogueros les gusta esto: