Sánchez y otros muchos “defensores” del 8 de marzo, son oportunista, demagogos… y mienten descaradamente

No solo él sino la plana mayor de su gobierno y partido. Efectivamente, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reivindicado en un vídeo, en el que aparece junto a todos sus ministros, que es «tiempo de mujeres».

Lo ha dicho de ésta demagógica manera: «Es tiempo de mujeres frente a quienes niegan las necesidades de políticas activas para su seguridad; frente a quienes pretenden retrotraernos a otros tiempos; y frente a quienes sienten nostalgia en blanco y negro y quieren arrebatar a las mujeres su protagonismo en nuestra sociedad».

En la misma línea, ha añadido que España es un país «abierto, moderno, tolerante e imparable en políticas de igualdad». «Lo vamos a volver a manifestar con una sola voz el próximo 8 de marzo» ha sentenciado el presidente del Ejecutivo.

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha subrayado que la igualdad es el «eje transversal» de «todos los esfuerzos» del Ejecutivo. «Con ellos respondemos a los derechos y a las expectativas de más de la mitad de la población, es el eje central de nuestros esfuerzos. Las mujeres vamos a seguir avanzando, es tiempo de mujeres», ha precisado.

Por último, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha destacado que garantizar la seguridad de todas las mujeres en España «es un reto» que «debe implicar a todos». «Os queremos vivas y es tiempo de reivindicarlo con firmeza. Ni una menos», ha concluido.

Es mentira que Pedro Sánchez y su gobierno estén luchando de verdad por la igualdad de género, como es una mentira muchísimo más grande todavía que luchen por la igualdad entre todas las personas.

Aunque se autodenominan “socialistas”, están a siglos luz de serlo, como lo demuestra su defensa a ultranza del capitalismo e incluso del imperialismo, que es lo que estamos viendo muy claro con su postura neocolonialista en el caso de Venezuela.

Y una cosa está muy clara: el capitalismo no permite la igualdad entre hombres y mujeres, como tampoco permite la igualdad entre las personas. Esta última, sin duda, eliminaría la desigualdad de género existente, pero eso no es posible, como decimos, si lo que nos rige es el sistema capitalista.

De modo que el PSOE, con Sánchez a la cabeza, y prácticamente todos los partidos institucionales mienten cuando dicen que luchan por la igualdad de género. ¿O es que están acaso dispuestos a organizar la sociedad desde la perspectiva del sistema socialista? No parece que eso entre dentro de sus planes.

Finalizamos ésta nota con otra pregunta: ¿Cuántas personas que se autodenominan feministas están dispuestas a cambiar de sistema para poder materializar sus legítimas reivindicaciones?

Decir que se es feminista y a la vez defender el capitalismo es, cuando menos, un contrasentido.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

5 comentarios

  1. Este Pedro Sanchez nos quiere vender gato por liebre, a mi personalmente ya no me la pegas, os conozco desde que el falso Ex Isidoro se puso su chaqueta de pana en Surennes , contra Llopis, y repito lo de un cuñado: El que muere para pescado, o muere frito , o muere asado, cambiarse de disfraz que los carnavales terminan el Miercoles del Cenizo de la Cal Viva. Salud y Republica.

  2. Desde cuándo feminismo es incompatible con capitalismo? No se ve claramente cómo forma parte hoy día de la superestructura ideológica y cultural dominante? Me parece que hay que leer más a Kollontai y Zetkin…

  3. Sopalajo de Arrierez

    Yo diría, Imri, que:

    – El Machismo es la forma de pensar que considera que hombres y mujeres deberían tener diferencias sociales (esto es: de derechos y deberes).

    – El Feminismo es la forma de pensar inversa al machismo, o sea, que considera que hombres y mujeres deberían tener igualdades sociales (los mismos derechos y deberes).

    – El Capitalismo establece que quien tiene el capital manda, esto es, decide cuáles son sus derechos (básicamente tiene más) y deberes (básicamente tiene menos). Por tanto el Capitalismo establece desigualdades sociales (esto es: de derechos y deberes).

    Por tanto, Capitalismo y Machismo establecen desigualdades (sociales: de derechos y deberes), mientras que Feminismo se basa en la igualdad (social: de derechos y deberes).
    Así pues, el Capitalismo es más o menos tan incompatible con el Feminismo como el Machismo.

  4. El feminismo, el laicismo, el animalismo, el nacionalismo, el movimiento lgtb, el republicanismo, el ecologismo, el federalismo … NO son necesariamente incompatibles con el capitalismo.
    Pero el socialismo SÍ lo es.
    Por eso lo que sí tenemos que tener presente es que el apoyo de la izquierda real a todos esos movimientos tiene que estar supeditado al concepto de clase; nuestra seña de identidad … aunque no esté de moda …

    Feminism, secularism, animalism, nationalism, lgtb movement, republicanism, environmentalism, federalism … are NOT necessarily incompatible with capitalism.
    But socialism IS.
    That’s why what we do have to keep in mind is that the support from real left to all those movements must be subordinated to the concept of class; our distinguishing mark … even though it is not in fashion.

  5. La pancarta de la foto expresa muy bien la idea de feminismo (de clase):
    «Ni patriarcado … ni capitalismo».

    The banner of the shot shows the idea of (class) feminism very well:
    «Neither patriarchy … nor capitalism».

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*