Sale a la luz que ocho miembros de la “gloriosa” Legión, la de la cabra, habrían encubierto un homicidio

Se trata de la muerte del legionario mallorquín de 22 años Alejandro Jiménez Cruz. Este murió el 25 de marzo de 2019, tras recibir una bala en su cuerpo durante unos ejercicios con fuego real en el campo de maniobras de Agost (Alacant).

La explicación oficial del propio cuerpo de la Legión Española que se dio, por entonces, señalaba al rebote de una bala que se habría introducido por el sobaco causándole la muerte.

Así, la Guardia Civil abrió la preceptiva investigación y el 1 de agosto se informaba que el juzgado togado militar territorial número 23 de Almería había investigado hasta 16 militares por la muerte del mencionado legionario Alejandro Jiménez en el marco de un posible delito contra la eficacia del servicio con resultado de muerte del artículo 77 del Código Penal Militar.

Sin embargo, hoy se ha sabido, según información facilitada por El País, que el mismo juez militar ha desenmascarado todo un plan orquestado por oficiales de la Legión para ocultar que el legionario murió a causa del tiro directo de un sargento.

Tras este giro en el relato de los hechos han sido procesados ocho miembros del cuerpo, el sargento autor del tiro, un capitán, dos tenientes, un cabo y tres soldados por los delitos de encubrimiento, deslealtad, desobediencia y obstrucción a la justicia. Al sargento se le imputa, además, homicidio imprudente y abuso de autoridad.

A los seguidores de los “novios de la muerte” sólo una cosa les consuela en este momento de mayúsculo drama: la cabra legionaria no se ha visto envuelta en caso tan lamentable.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: