RUSIA confirma que el apagón en Venezuela fue organizado desde el extranjero

El Ministerio de Exteriores de Rusia afirma que el apagón que sumó a Venezuela en una crisis el pasado fin de semana fue organizado desde el extranjero por personas con conocimiento del sistema eléctrico del país sudamericano.

«El sector de energía eléctrica de Venezuela fue objeto de ataques desde el extranjero», indicó María Zajárova, portavoz de la Cancillería rusa, citando fuentes con conocimiento de los sistemas técnicos.

Según la vocera, fue realizada una «acción compleja a distancia» contra el sistema de control de las principales centrales eléctricas, que cuentan con equipos fabricados en Canadá. «Todos los algoritmos de operación y puntos vulnerables de los equipos de esos sistemas fueron bien conocidos por el organizador directo de la agresión», aseveró.

Zajárova subrayó que la responsabilidad por las consecuencias del apagón, incluyendo la muerte de personas a causa de la falta de electricidad en los hospitales, recae sobre los que ordenaron el ataque.

Cruces ilegales

En el contexto de la situación venezolana, la portavoz de la Cancillería rusa ha señalado que los Servicios Secretos estadounidenses se encuentran estableciendo «contactos con contrabandistas y narcotraficantes» en Venezuela.

De acuerdo con Zajárova, los oficiales estadounidenses pretenden que esos delincuentes provean a Washington «información sobre cruces transfronterizos ilegales» que serían usados por EE.UU. para sus objetivos en el país sudamericano.

La vocera del Ministerio añadió que Rusia considera un «fiasco» los intentos hasta el momento de EE.UU. de provocar un golpe de Estado contra el presidente venezolano Nicolás Maduro.



Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

2 comentarios

  1. Partisana&Campesina

    Nicolás Maduro no es el problema, si la revolución eligiese a otr@ compañer@ la situación no variaría mucho. Y tenemos que apoyar a Maduro porque en todo el tiempo de la Revolución ha demostrado su gran talla política, pese a las memeces de su enemigo con jueguecitos de palabras incluidos contra él, como la memez del pajarito reencarnado de Chávez, etc, pocos como Maduro han demostrado estar a la altura de los enfrentamientos imperialistas.

    Venezuela tiene muchos problemas, eso es también obvio para cualquier país. Pero quieren derrotar la Revolución como sea a sangre y fuego porque cuando despertemos de esta noche neofascista postmoderna nos vamos a dar cuenta de la realidad.

    Desde que derrumbaran a los países de la órbita soviética se nos ha metido ideología criminal en vena por un tubo. Nos hemos creído el cuento de que era compatible la democracia con el capitalismo criminal tanatocrático, que existían derechos en las suciedades mal llamadas liberales,…

    Pero no queríamos ver de dónde procedía todo lo que nos hacía sentirnos vivir en una especie de Nirvana donde el sexo, las drogas y las músicas nos adulteraba la muerte en vida de una manera muy asfixiante. Hoy cuando de nuevo el capitalismo criminal tanatocrático vuelve a necesitar de los servicios especiales de sus hornadas fascistas es cuando debemos de empezar a romper esta paz chicha que se ha apoderado de nuestras existencias en forma de modorra consumista.

    Hace poco un camarada se fue con una OnG a Etiopía cuando regresó nos calentaba la cabeza con lo que estaba sucediendo allá. Sólo había visto miseria, pobreza, hambre, desnutrición, centros de huérfanos, etc Nos dio por romperle su discurso y mostrarle que lo que había visto no es que no existiese (ojo: la realidad es la que es) es que sólo había visto una mínima parte para hacerle sentir la realidad desde el psicologismo y que no viese nada más allá de sus necias narices. Eso nos pasa a diario. Hay que tener mucho coraje, inteligencia, pasión por conocer y abrir los ojos para ver más allá de lo que de manera persistente nos muestran a diario los potentes medios de manipulación ideológica de masas,… porque sino nos puede pasar lo que nos advertía Malcolm X que lleguemos a equivocarnos de amigos y terminemos acostándonos con el enemigo.

    Pudimos mostrarle que el Frente Revolucionario Democrático del Pueblo Etíope libró unas batallas increíbles ya contra los invasores italianos en tiempos fascistas de Mussolini, y que más tarde con ayuda del Ché se preparó la independencia con una política socialista de asimilación de poblaciones tribales muy especial y muy revolucionaria. Muchos de los cuadros técnicos (en educación, salud, ingeniería,…) fueron formados gratuitamente en la Isla cubana de la Juventud. El catedrático estadunidense Piero GLEIJESES de la Universidad John Hopkins ha dedicado páginas muy bien documentadas a las labores de solidaridad internacionalista en obras como Misiones cubanas en África (ed, Ciencias Sociales, La Habana). Pues bien, pese a que el imperialismo supo muy bien desangrar a Etiopía en una cruel guerra en Abisinia y en Eritrea, hoy cuando ya se consiguió pacificar la zona, fue cuando el fantasma perenne de las hambrunas etíopes ya no suena a nivel de la prensa internacional. ¿Qué ha pasado? Que Etiopía giró de socios a escala mundial. Y se dejó querer por China. Y la República Popular maoísta ha conseguido volver a realizar el «milagro comunista» de la multiplicación de los bienes y de los peces. Y hoy Etiopía se presenta como uno de los países que mayores incrementos de infraestructuras ha realizado en los últimos 30 años.

    Resumiendo mucho: no es verdad que el socialismo comunista sólo genere miseria y pobreza. Eso se ha podido demostrar a muy bien históricamente tanto en la URSS, como en Cuba, China, Vietnam, Sudáfrica o Etiopía. Por otra parte, ya está bien de fomentar la ideología famélica que habita en las ONGs: tan fariseas como oportunistas, todas ellas ligadas a la despolitización neofascista al estilo de Thatcher & Reagan.

    Lo que sí pasa es que creemos que el socialismo ha de resolver todo en un santiamén. Y no es posible. Todo tiene su tiempo. Sus fases. Y en las primeras fases el socialismo siempre tiene que vencer tanto a los enemigos del pueblo que habitan dentro de cada país como a los enemigos de la libertad que habitan fuera y controlan las redes mafiosas de la criminalidad pornocapitalista tanatocrática. Hoy esas mafias pueden tener los días contados si el desarrollo financiero chino se decide por ayudar a las naciones socialistas hermanas. Y lo está haciendo. Por lo que los efectos nocivos de esas redes criminales de la mafia multinazional se están acabando…

    Aunque ya se sabe que no será nada fácil conseguir aplastarlos si no hay un despertar de todas las clases oprimidas de todas las naciones en lucha, Venezuela vencerá. Y Maduro, con nuestra insobornable ayuda internacionalista, logrará más temprano que tarde derrotar al criminal imperialismo pornocapitalista tanatocrático.

  2. Partisana&Campesina

    Nicolás Maduro no es el problema, si la revolución eligiese a otr@ compañer@ la situación no variaría mucho. Y tenemos que apoyar a Maduro porque en todo el tiempo de la Revolución ha demostrado su gran talla política, pese a las memeces de sus enemigos con jueguecitos de palabras incluidos contra él, como la de denigrarlo físicamente o llamarlo Maburro o como la memez suya del pajarito reencarnado del espíritu de Chávez, etc; sin embargo, pocos como Maduro han demostrado poder estar a la altura de los enfrentamientos imperialistas. Y eso merece nuestro apoyo cabal y nuestro entusiasmo a la hora de reconocérselo.

    Venezuela tiene muchos problemas, eso es también obvio para cualquier país. Pero quieren derrotar la Revolución como sea a sangre y fuego porque cuando despertemos de esta noche neofascista postmoderna nos vamos a dar cuenta de la realidad. Y vamos a descubrir muchas cosas…

    Desde que derrumbaran a los países de la órbita soviética se nos ha metido ideología criminal en vena por un tubo. Nos hemos creído el cuento de que era compatible la democracia con el capitalismo criminal tanatocrático, o que existían derechos y libertades en las suciedades mal llamadas liberales,… y nos hemos revolcado en el fango como pandilleros, malandros y delincuentes sin ver el basurero radiactivo que crecía en nuestro derredor y que nos impedía volver a ver con nitidez.

    Pues no queríamos ver de dónde procedía todo lo que nos hacía sentirnos vivir en una especie de Nirvana donde el sexo (qué sexo es ese del que tanto nos habla la publicidad), las drogas (qué clase de mercancías/sustancias son esas en las que se nos vende harina, yeso o maizena a precios hiperinflados; ¡anda y esa hipermegainflación ni se ve ni se huele ni te la comentan los tecnócratas de la economía de la miseria!) y las músicas (a cualquier ruido enlatado y envasado como tal hoy se le llama con esa musiquilla) nos adulteraba la muerte en vida de una manera muy asfixiante.

    Hoy cuando de nuevo el capitalismo criminal tanatocrático vuelve a necesitar de los servicios especiales de sus hornadas fascistas es cuando debemos de empezar a romper esta paz chicha que se ha apoderado de nuestras existencias en forma de modorra consumista.

    Hace poco un camarada se fue con una OnG a Etiopía cuando regresó nos calentaba la cabeza con lo que estaba sucediendo allá. Sólo había visto miseria, pobreza, hambre, desnutrición, centros de huérfanos, etc Nos dio por romperle su discurso y mostrarle que lo que había visto no es que no existiese (ojo: la realidad es la que es) es que sólo había visto una mínima parte para hacerle sentir la realidad desde el psicologismo y que no viese nada más allá de sus necias narices. Eso nos pasa a diario. Hay que tener mucho coraje, inteligencia, pasión por conocer y abrir los ojos para ver más allá de lo que de manera persistente nos muestran a diario los potentes medios de manipulación ideológica de masas,… porque sino nos puede pasar lo que nos advertía Malcolm X que lleguemos a equivocarnos de amigos y terminemos acostándonos con el enemigo. Y que encima creamos que la única ayuda que vale es la de poner nuestros ínfimos ahorros en las cuentas de las jodidas y corruptas ONGs porque éstas sí que saben enseñar a pescar a pueblos que fueron los primeros en saber domesticar hienas y convertirlas en dóciles perros o a curar con el cornezuelo del trigo o hacer un banquete de gambas con las langostas que arrasaban sus trigales. Y que hayamos caído en esas trampas infantiles ¿no es como para volver a desenterrar a Lenin y que nos corra con sus sabias enseñanzas en contra de izquierdismos infantiles que imposibilitan el poner en práctica lo que es de suyo natural, lógico, amable, racional y bueno como es el comunismo poiético de las operaciones bien hechas?

    Pudimos mostrarle sólo unos pequeños retazos de la historia de lucha que el Frente Revolucionario Democrático del Pueblo Etíope libró, unas batallas increíbles ya contra los invasores italianos en tiempos fascistas de Mussolini, y que más tarde con ayuda del Ché se preparó la independencia con una política socialista de asimilación de poblaciones tribales muy especial y muy revolucionaria. Muchos de los cuadros técnicos (en educación, salud, ingeniería,…) fueron formados gratuitamente en la Isla cubana de la Juventud. El catedrático estadunidense Piero GLEIJESES de la Universidad John Hopkins ha dedicado páginas muy bien documentadas a las labores de solidaridad internacionalista en obras como Misiones cubanas en África (ed, Ciencias Sociales, La Habana). Pues bien, pese a que el imperialismo supo muy bien desangrar a Etiopía en una cruel guerra en Abisinia y en Eritrea, de ahí las espantosas hambrunas que nos asolaron nuestras miradas durante años, hoy cuando ya se consiguió medianamente pacificar la zona, y resulta más que curioso que ese drama trágico del fantasma que parecía perenne a las hambrunas etíopes ya no suene a nivel de la prensa internacional. ¿Qué ha pasado? Que Etiopía giró de socios a escala mundial. Y se dejó querer por China. Y la República Popular maoísta ha conseguido volver a realizar el “milagro comunista” de la multiplicación de los bienes y de los peces. Y hoy Etiopía se presenta como uno de los países que mayores incrementos de infraestructuras ha realizado en los últimos 30 años. Quiere decir eso que ya en Etiopía ¿no hay lucha de clases? ¡Vaya planteamiento tan bobo! La China comunista nunca ha pretendido nada de eso. El comunismo chino como la Idea Juche norcoreana tienen otra concepción del tiempo histórico. Domenico LOSURDO lo ha estudiado bastante bien. Y supo que el mesianismo judeocristiano tan presente en el marxismo occidental no tiene cabida en el triunfante comunismo oriental. Se trata de aprender a captar esas diferencias. Igual se puede aprender aún mucho de Oriente.

    Resumiendo mucho: no es verdad que el socialismo comunista sólo genere miseria y pobreza. Eso se ha podido demostrar que no se confirma muy bien históricamente tanto en la URSS, como en Cuba, China, Vietnam, Sudáfrica o Etiopía. Cuando el socialismo está en sus primeras fases recibe las ruinas de una sociedad destruida y eso es lo que la propaganda criminal pornocapitalista sabe explotar hasta la náusea: ¿cómo diablos se le puede preguntar por parte de una periodista yanqui al Ché a principios de los sesenta que en la URSS no existe una sociedad rica que nada en la abundancia como profetizaban en sus textos Marx & Engels? La URSS sufrió como ninguna otra sociedad dos devastadoras guerras mundiales. Fue atacada por todos lados. No hubo costado que no tuviera que ser defendido. Y en esas condiciones fue capaz de sacar energías proletarias suficientes como para reconstruirse y derrotar tanto al zarismo interno como a decenas de ejércitos imperialistas así como a la colosal máquina de guerra alemana que devastó regiones enteras del Oeste así como el imperio de kamikazes nipón que lo atacaba sin piedad por el costado del sol naciente. Y no sólo eso. En fechas record supo ponerse a la delantera de la colosal carrera aeroespacial y dejar a las empresas yanquis ridiculizadas en miles de sus aventuras tanto espaciales como militares.

    Por otra parte, ya está bien de fomentar la ideología famélica que habita en las ONGs: tan fariseas como oportunistas, todas ellas ligadas a la despolitización neofascista al estilo de Thatcher & Reagan.

    Lo que sí pasa es que creemos que el socialismo ha de resolver todo en un santiamén. Y no es posible. Todo tiene su tiempo. Sus fases. Y en las primeras fases el socialismo siempre tiene que vencer tanto a los enemigos del pueblo que habitan dentro de cada país como a los enemigos de la libertad que habitan fuera y son los que controlan las redes mafiosas de la criminalidad pornocapitalista tanatocrática. Hoy esas mafias pueden tener los días contados si el desarrollo financiero chino se decide por ayudar a las naciones socialistas hermanas y poner en sus sitio al caos imperialista yanqui. Y lo está haciendo. Por lo que los efectos nocivos de esas redes criminales de la mafia multinazional se están acabando…

    Aunque ya se sabe que no será nada fácil conseguir aplastarlos al completo si no hay un despertar de todas las clases oprimidas de todas las naciones en lucha, pero sí sabemos que en esta hora Venezuela vencerá.

    Y Maduro, con nuestra insobornable ayuda internacionalista, logrará más temprano que tarde derrotar al criminal imperialismo pornocapitalista tanatocrático. Pero la primera victoria que hemos de conseguir hoy en nuestras filas es la derrota del pesimismo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*