Rufián y cuando sus palabras se divorcian de sus hechos

Ejemplos de que Gabriel Rufián es un tipo contradictorio (según le convenga a él o a su partido) existen por doquier. Para no extendernos demasiado aquí expondremos sólo un par de ellos.

EJEMPLO PRIMERO:

El pasado 26 de mayo publicó este mensaje en su cuenta de Twitter, que de una u otra manera lo ha repetido unas cuantas veces en los últimos tiempos:

“Tardà ya defendía la independencia de Cataluña y la fraternidad con otros pueblos mientras quienes hoy le insultan jaleaban los pactos vergonzantes de Pujol con PSOE y PP.

Pactos vergonzantes que hoy se repiten en la Diputación de Barcelona.

Lo voy recordando para que no se olvide”.

Nadie duda de que los pactos de Jordi Pujol con el PSOE y el PP fueran vergonzantes, al igual que el actual de JxCat con el PSC en la Diputación de Barcelona. Pero es que, ¿acaso los pactos actuales de ERC con el PSOE son más dignos y decorosos?

Cabe recordar que ERC, con Rufián a la cabeza, facilitó de manera consciente con su abstención no que Pedro Sánchez y el PSOE estén gobernando en Barcelona, sino en el Estado español. Y esto sin duda es un hecho mucho más grave, pues el líder de ERC, Oriol Junqueras, está encarcelado con el beneplácito del PSOE, que apoyó el 155 y justificó el aporreamiento de miles de personas el 1-O.

Es más, Rufián, en tono chulesco (como casi siempre) dejó muy claro que nunca pactaría con el partido de los GAL para hacer, poco tiempo después y como todos sabemos, justo lo contrario.

EJEMPLO SEGUNDO:

Cuando se visita la cuenta de Twitter de Gabriel Rufián llama la atención, por falsa o mentirosa, la inscripción que hace en la presentación. Esta dice:

“Uno más. Diputado de ERC en el Congreso. Para todos todo, para nosotros nada”.

Que Gabriel Rufián es uno más en ERC es tan falso como que la Tierra es plana. Lo único cierto en su presentación es que es diputado en el Congreso, porque “para todos todo, para nosotros nada” es un insulto a la inteligencia de las personas. ¿Para nosotros nada? En la anterior legislatura, al menos, el señor Rufián cobraba 85.719 euros anuales; 7.143 al mes.

Todo ello como salario de diputado, portavoz de su grupo parlamentario y su participación en varias comisiones en el Congreso. En esta legislatura tampoco andará muy lejos. Vamos, que eso de que “para nosotros nada”…

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: