Rufián reconoce como fallida la estrategia de su partido y habla de replantearla

Introducción

Así son los socialdemócratas de ERC. Cuando les interesa llaman izquierda al PSOE, que es de derechas, y se arriman a ellos traicionando al pueblo, para facilitarles sus trabajos encubiertos a favor del gran capital. Y eso, además, lo hacen olvidándose de que son los “carceleros” de los presos políticos del 1-O (incluido su propio líder y sin recibir lo que ingenuamente esperaban a cambio.

Y es que más pronto que tarde, dadas las inocultables circunstancias, han tenido que reconocer que el PSOE no es como ellos dijeron (tampoco como dijo EH Bildu, que igualmente califica al PSOE de izquierdas). Su absoluta predisposición a pactar con Ciudadanos no deja lugar a otras lecturas. El partido que creó los GAL es tan derechas que prefiere y se siente más cómodo pactando con partidos abiertamente de derechas.

La noticia

Entrevistado por Europa Press Gabriel Rufián ha señalado que de esta pandemia se sale con «muy malas noticias» y una de ellas es el protagonismo adquirido por la formación naranja, el cual, pese a ser, a su juicio, un partido «en absoluta desintegración» como se verá en las elecciones en Cataluña, ha sabido jugar «la última bala que le quedaba» en la negociación para la aprobación de las últimas prórrogas del estado de alarma, cuyos votos fueron clave para que salieran adelante.                                                        El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, asume que su partido ya no es «tan imprescindible» para el Gobierno del PSOE y Unidas Podemos después de la «activación» de Ciudadanos como «actor político» a raíz del estado de alarma derivado del coronavirus y ha llamado a reflexionar sobre cuál debe ser ahora su estrategia.

Y es precisamente esa «activación» de Ciudadanos como «actor» en el tablero político la que ha traído consigo que los 13 diputados de ERC, según Rufián, dejen de ser «tan imprescindibles» para el Gobierno como lo fueron desde la investidura de Pedro Sánchez. «Eso nos tiene que hacer reflexionar y hacer replantearnos nuestra estrategia a la hora de negociar o interlocutar con quien sea», ha dicho.

Rufián ha rechazado así de plano que ERC vaya a participar de unos Presupuestos en los que esté Ciudadanos, un partido «reaccionario» e «incompatible» con sus postulados y también, en su opinión, con los de la izquierda. «El Ingreso Mínimo Vital, con Ciudadanos en la ecuación, puede llegar a durar poco», ha puesto como ejemplo.

Con todo, ha insistido en que vería «legítimo» que el Gobierno de Sánchez se acabara decantando por ese camino, entre otras cosas, porque será «mucho más sencillo». Lo que no tiene tan claro es hasta cuándo podrá «aguantar» Unidas Podemos ni hasta cuándo «callarán» porque, tras ERC, los siguientes serán ellos.

Rufián no entra a vaticinar si, llegado el momento, Unidas Podemos acabará rompiendo con el PSOE si el Gobierno pacta con Ciudadanos, pero sí ha destacado que en las últimas campañas electorales ERC le ha venido avisando de las «contradicciones» en las que incurrirían en un Gobierno de coalición, dada su experiencia en el Ejecutivo catalán.

«Nosotros también tenemos contradicciones en el Govern, pero creo que lo de Podemos también tiene un punto de falta de músculo y de aparato», ha comentado el independentista catalán, quien cree que fue su intención de tratar de ganar espacio al PSOE por la izquierda la que llevó a Podemos en 2017 a presentar una moción de censura contra Mariano Rajoy.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar