RPDC. … y Trump dio unos pasos en la «terrorifica» Corea del Norte

Las expectativas estaban puestas en el momento que Donald Trump pisase suelo de la RPDC. El gran enemigo, el eje del mal en estado puro y nada, no pasó nada. Ni desmayo, ni epilepsia ni ataque de gota. Eso es lo que creen. Lo que no saben Trump ni su séquito es que los científicos norcoreano-comunista tienen algo malévolo preparado tras esa pisada. Al tiempo.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

2 comentarios

  1. Yo si fuera Kim Yom Un tendría mucho cuidado con devolverle la visita en esa cárcel putrefacta llamada Bastardos Hundidos de Norteabélica: un país que asesinó impunemente como si fueran animales de caza a sus indígenas y colgó durante centurias a la población negroafricana a la que esclavizó basándose en sus leyes y su jodida Constitución memocrática y repugnante. Un país que en estos días alberga una población carcelaria de varios millones de personas casi todas procedentes de las etnias más pobres, discriminadas y miserabilizadas. ¿Qué le pueden ofrecer a un país educado, culto, sano y que hace de la limpieza su moral más preciada? Absolutamente nada. Que el jodido Trump terminará más temprano que tarde en una cárcel estaduinidense está más que cantado…

  2. angelaJUSTICIERA

    Yo si fuera Kim Yom Ung tendría mucho cuidado con devolverle la visita en esa cárcel putrefacta llamada Bastardos Hundidos de Norteabélica: un país que asesinó impunemente como si fueran animales de caza a sus indígenas y colgó de los árboles durante centurias a miles de individuos de la población negroafricana a la que esclavizó basándose en sus leyes y en su jodidamente racista Constitución memocrática y repugnante. Un país que en estos días alberga una población carcelaria de varios millones de personas casi todas procedentes de las etnias y clases sociales más pobres, discriminadas y miserabilizadas.

    ¿Qué le pueden ofrecer esos Bastardos a un país digno. luchador, educado, culto, sano y que hace de la limpieza (tanto de sus calles, sus campos, como el cuerpo y el cerebro de sus gentes) su moral más preciada y valorada? Absolutamente nada.

    Que el jodido Trump terminará más temprano que tarde sus jodidos días en una cárcel estadunidense estaría más que cantado… si existiera en los USA un poco de Justicia e independencia judicial real, o sólo con que algún juez se tomase en serio las arbitrariedades de su penosa gestión de sus sucios negocios empresariales.

    Y si fuera el Presidente de la República DEMOCRÁTICA de Korea no visitaría nunca jamás esa criminal cárcel llamada Usamérica.