Rajoy entra en campaña hoy en Barcelona

Mariano Rajoy desembarcará este viernes en Barcelona en medio de un clima de máxima tensión institucional con la Generalitat, justo el día después de que se pusiera en marcha la campaña por el  en Tarragona, simbolizando de imprevisto la campaña por el no a la realización y validez de un referéndum que sostiene «no se producirá». El presidente tenía el viaje planificado hace días para una escuela de verano en Salou, pero en el último minuto el Partido Popular decidió celebrar una Junta Directiva estratégica con que tranquilizar al PP catalán, que según fuentes de la dirección popular exige «más firmeza» para impedir el 1 de octubre.

Rajoy asistirá acompañado de la secretaria general de la formación y ministra de Defensa, Maria Dolores de Cospedal, a un encuentro que huye de ser «una mesa en un despacho» según fuentes consultadas. La cita coincide con la aprobación en el Parlament de las leyes de desconexión la semana anterior, donde el PP denunció que Junts pel Sí había «atropellado» los derechos de la oposición. Un argumento que habría llevado a la comitiva popular a exhibir su apoyo al dirigente Xavier Garcia– Abiol, lejos del ambiente más festivo en Tarragona, y trasladar un mensaje de control de la situación desde Madrid.

Por ello, el jefe del Ejecutivo y líder de la formación pronunciará un discurso en abierto y cederá el protagonismo en el mundo local. El PP quiere que esté su único alcalde, así como también los concejales de los ayuntamientos, a modo simbólico de estar al lado de los consistorios que reciben «presiones» por parte del president Carles Puigdemont para la puesta de urnas. El apoyo moral dentro del bloque unionista llegará en paralelo a las acciones de la Fiscalía de advertir a los ayuntamientos que si incumplen podrían ser investigados y citados a declarar, y detenidos si se resisten.

La dirección popular y la Moncloa aguardan con recelo cómo será el recibimiento de la ciudadanía catalana este viernes

La cuestión es que Rajoy empieza insinuar temor hacia la fuerza social del soberanismo y su capacidad de sobreponerse al envite judicial. El presidente afirmaba esta misma semana en los pasillos del Congreso que no toleraría «la ley de la selva», sino que la Constitución se haría cumplir con todos los resortes del Estado. Así y todo, el gallego obvió la fuerza del aparato legal por un momento pidiendo a los ciudadanos catalanes que si alguien era llamado a una mesa electoral, que no fuera. «El referéndum no se producirá, sería un acto ilegal», sentenciaba.

El hecho es que tanto la dirección popular como en la Moncloa hace días miran con recelo cómo será el recibimiento de la ciudadanía catalana este viernes. El lunes, el portavoz Pablo Casado no descartaba que el presidente sufriera algún tipo de escarnio. «La última vez que hemos visto cómo las gastan los de la CUP fue en la manifestación contra los atentados en la Rambla», respondía a la pregunta de El Nacional sobre si temían tensión en un viaje lleno de cambios en su organización –en un momento dado incluso se había estudiado hacer un monográfico sobre el procés de dos días de duración.

Si bien, estas palabras se circunscriben dentro del relato sutil que el PP hace días nutre sobre que en algún momento se producirá un brote de confrontación que podría alterar la convivencia civil. El mismo Casado afirmaba que los independentistas «incendiarían la calle» hasta el 1-O, denunciando como «provocación» la respuesta de los vecinos de Vallscuando la Guardia Civil registró El Vallenc –cantar canciones y darles claveles. Unas palabras que llegaban días antes del pistoletazo de salida a la campaña del  y las identificaciones y confiscaciones policiales en algunos municipios catalanes.

 

elnacional.cat

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

2 comentarios

  1. Rajoy haciendo campaña electoral en Catalunya … jajaja
    Assange debe tener fotos comproMETEDORAS de la trotona …

    Rajoy campaigning in Catalonia … hahaha
    Assange must have some compromising (hi Mastrinke) photos of the trotter …

  2. Laura Delfargue

    Yo veo las cosas de Cataluña desde muy lejos: los nacionalismos me resbalan todos. Me parecen cortijos donde los peques quieren refugiarse cuando le tienen miedo a la intemperie.

    España no es un país, su historia es penosa y muy triste. Ni siquiera el encontronazo con América puede n buena grey hacerse parte de la historia de esa nación de reinos feudales. Y quienes lo llevan manejando como su propiedad, como si fuera un cortijo no respetan nada. Es muy lógico que haya territorios que se quieran marchar desde hace siglos ya. Los Reinos que conformaron el Reino de España tienen su historia medieval. A algunos parece que le encanta aquella lógica feudal. Se creerán los cuentos de hadas, dragones y princesas: curiosamente es la literatura infantil que más ha formateado el cerebro gris de la presunta izquierda nazionalista. A mí todo eso me da mucha grima y ganas de vomitar.

    Si la estupidez no reinase a sus anchas en el Reino de España ya haría bastante tiempo que sus súbditos (ya que sin libertad política colectiva es imposible que haya ciudadanía) serían oídos y bien atendidos en sus sensibles demandas. Pero las leyes de España son una burla, están hechas para engañar, enredar y engatusar. Si se hiciera un referendo con garantías jurídicas suficientes ¿a quién en su sano juicio le interesaría un tema tan falso como la Independencia? ¿Qué es eso’ ¿Independencia de quién? Acaso en Europa es posible que cualquier nación sometida al euro y, por ende, al Banco Central posea soberanía suficiente como para poder proclamarse independiente? No. Es una trampa. Una falsa mentira.

    A mi no me gusta ni chispa el PP y mucho menos Rajoy. Pero no seamos bobos la lucha por la Independencia no tiene nada que ver ni con el PP ni con Rajoy.

    A mí por lo único que me interesa el tema del referendo del 1-O es por poder ver a las claras como se pisotean los presuntos derechos que tenía la “ciudadanía” en este Reino FrancoBourbónico. Se pisotean los derechos de reunión, de expresión y ningún súbdito protesta fuera de Cataluña.

    Si Cataluña se llega a constituir en República le harán la vida imposible los poderes fácticos del narcoimperialismo tanatocrático realmente vigente. Y la ahogarán, la saquearán, la bloquearán y después dirán que su República terminó siendo un fracaso. Es la realidad de todo país que en un mundo de corrupción pornocapitalista ha emprendido una vía socialista: fuese la URSS, Korea, Cuba, Venezuela o Cataluña. Y cualquiera puede darse cuenta del engaño: ni la República ni el Socialismo fracasan por razones simplemente internas, sino que su desarrollo resulta impedido por miles de obstáculos externos que hacen que a la larga desde dentro también triunfe la molicie, la desmoralización y la ruina social.

    Las costuras de la falsa democracia española están saltando a diario. Y hay que agradecerles, sobre todo, a las compañeras de la CUP su lucha, su actitud y su buen hacer pacífico. Sin estridencias están mostrando lo poco que valen los “derechos” de este Régimen de bribones francobourbónicos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*