Rajoy dice que convocará consejo de ministros si el Parlament tramita el referéndum y ofrece “sesudas” opiniones sobre la CUP

Registrada por Juts pel Sí y la CUP el pasado lunes, Mariano Rajoy anunció, ayer martes, que si el Parlament tramita la proposición de ley del referéndum convocará con carácter extraordinario un consejo de ministros. Dijo que, dependiendo de las acciones que tome la Mesa del Legislativo Catalán, el consejo podría celebrarse a mediados de agosto.

Fiel a su condición reaccionaria, el presidente del Gobierno español afirmó por enésima vez que no habrá consulta el 1 de octubre. “La Ley y la democracia no se pueden separar y no se van a separar”, recalcó el jefe del Ejecutivo, y calificó de positivo el posicionamiento del Tribunal Constitucional —TC—. Insistió en que su Gobierno “seguirá defendiendo la democracia y la ley”, que son “las normas que nos obligan a todos, a los gobernantes y a los ciudadanos”.

De esta manera tan rotunda y mentirosa opina un individuo que vulnera infinidad de leyes y esa Carta Magna del 78, la “obra maestra” de la que tan orgulloso se siente.

Pero, contestando a algunos periodistas que se personaron en la localidad galega de Ribadumia, donde el presidente veranea, éste también opinó de muy “sesuda manera” acerca de la CUP: “Son gente de extrema izquierda con programas electorales de hace siglos […] pero lo peor no es que exista la CUP, que siempre puede haber un número de extremistas en una sociedad, lo peor es que la CUP haya condicionado el nombre del presidente de la Generalitat de Cataluña”.

Artur Mas “ganó las elecciones en Cataluña pero fue incapaz de defender su posición y dimitió porque la CUP se lo exigió”. Rajoy lamentó que “sin la CUP todas estas cosas que se están haciendo no se podrían hacer porque no habría votos suficientes”, que es lo mismo que decir que, sin los votos de Ciudadanos y la rastrera abstención del PSOE, Rajoy no estaría ahora tratando de impedir el referéndum del 1 de octubre en Catalunya porque no sería el presidente del Reino de España.

El heredero del franquismo, el presiente de un país cuyo jefe de Estado no lo ha elegido el voto de nadie, acusa a la CUP de “pequeñez mental” y de ser “lisa y llanamente un partido extremista absolutamente contrario al sentido común, a la democracia y a la libertad”.

El presidente, al parecer, se quedó tan ancho.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. Claro que se quedó tan ancho, si no tiene ni una pizca de vergüenza.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: