“Qué pena nos dan las calles de Carmena”; gritaron en Madrid

Colectivos en defensa de la memoria histórica y de derechos de víctimas del franquismo convocaron este domingo una manifestación para exigir al Ayuntamiento de Madrid la retirada de los nombres del franquismo del callejero de la ciudad y la retirada de símbolos o vestigios de la dictadura. «Las víctimas del franquismo, como el conjunto de la ciudadanía, seguimos soportando el insulto y la humillación de ver calles y plazas de nuestro país dedicadas a los asesinos de nuestros padres y abuelos, a quienes encarcelaron y torturaron a estudiantes, trabajadores y demócratas», señaló el manifiesto leído al final de la protesta.

Un centenar de personas caminó bajo la lluvia desde la Puerta del Sol hasta la plaza de Cibeles coreando gritos como “Sin memoria no hay democracia”, “Los crímenes del franquismo no prescriben” o “Qué pena nos dan las calles de Carmena”. En el documento que recoge el primer listado de elementos franquistas a retirar se incluyen 133 vestigios, entre calles, monumentos y estaciones de ferrocarril y metro.

Antes de emprender la marcha, uno de los organizadores hizo referencia a la querella en el Juzgado de lo Penal Número 1 de Buenos Aires que lleva la jueza María Servini, que ha pedido ya la imputación de 25 sospechosos de crímenes de la dictadura. Los reunidos exigieron a gritos la “extradicción de los torturadores”.

“El Ayuntamiento de Madrid tiene unos compromisos políticos que hizo en su programa que no cumplen por las enormes presiones de la derecha política y mediática”, aseguró en declaraciones a infoLibre Arturo Peinado, presidente de la Federación Estatal de Foros por la Memoria. “Si ellos presionan, nosotros somos conscientes de que a favor de la retirada de todas las calles franquistas estamos diferentes colectivos sociales que también vamos a ejercer presión”, agregó.

Además de un documento en el que se detallan las calles claramente franquistas y una amplia propuesta de sustitución, desde la Federación también presentaron al Ayuntamiento de Madrid una petición para acceder “a los expedientes por los cuáles se les concedió en pleno municipal” durante el franquismo el nombre a unas 80 calles para estar seguros de “si pedir su retirada o no”.

A la pregunta del porqué del día de la convocatoria –20 de noviembre, aniversario de la muerte del dictador–, Peinado respondió que están de acuerdo con la Fundación Francisco Franco y que “Franco no ha muerto”. Y es que a juicio de los concentrados, la muerte del dictador ha sido sólo «física», según reza el manifiesto, ya que su memoria continúa viva e impune en los espacios públicos de las ciudades.

En la lectura del manifiesto –firmado por 29 asociaciones, entre ellas la Plataforma contra la Impunidad del Franquismo, la Asociación de Víctimas del Estado o el Foro por la Memoria por la Comunidad de Madrid– se señaló que la obligación del Ayuntamiento de Madrid es “cumplir el mandato popular y democrático, con la legislación internacional que prohíbe la glorificación del nazismo y del fascismo y con la ley vigente, por muy insuficiente que sea”.

También se insistió en la “deuda impagable” que sociedad e instituciones tienen con los fusilados, torturados, encarcelados y exiliados, que fueron “despojados de la vida por su compromiso con un futuro mejor”.

 

infolibre

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. agapito perez chico

    Da pena y vergüenza, que el genocidio franquista, se trate de hacerle invisible y los llamados «progresistas», en sus poltronas tengan miedo a la presión de los seguidores fachas. cuabo gobierna la derecha, como ahora, no miran a la izquierda para privilegiar a su clientela, bancos, empresarios, iglesia católica, etc.

    Compañeros y compañeras, como dicen por algún sitio: «Zapata vive, la lucha sigue».

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: