¿Qué pasaría si China se deshiciera de los bonos del Tesoro de EE.UU?

Resulta verosímil que Pekín acabe utilizando la deuda pública de EEUU de titularidad propia como medio para contrarrestar sus aranceles? China es la nación que posee más deuda pública de Estados Unidos: cerca de 1,2 billones de dólares.

Claude Barfield, antiguo consultor de la oficina del Representante de Comercio de EEUU, durante una entrevista a Sputnik señala que a veces el vender deuda pública estadounidense se ve como una forma de golpear con fuerza a Estados Unidos y como si su venta fuese a crear cierto caos, pero que en realidad «los chinos también sufrirán» si lo hacen.

«¿Dónde pondrán ese dinero? Se desharán de algo que era una inversión segura. Las obligaciones del Estado de EEUU son bastante seguras, ¿así que qué piensan hacer? [De venderlas], ellos y el resto del mundo se encontrarán con problemas a corto plazo «, explica a Sputnik.

Si finalmente China utiliza la deuda pública estadounidense que tiene en su poder, prosigue, habrá problemas, primero, al nivel de las financias mundiales. Pero que las obligaciones del Estado de EEUU «son fuertes» y que hay muchos que están dispuestos a invertir en ellas. «Por eso creo que esos problemas serán a corto plazo», señala, pero no cree que sea demoledor para la economía de Estados Unidos.

«Las instituciones multilaterales como son el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional harán, sin duda, todo lo que sea necesario para estabilizar la economía y los mercados mundiales», asegura.

¿Quién puede estar interesado, de llegar el momento, en conservar parte de la descomunal deuda pública de EEUU a corto plazo? Claude lo tiene claro: los países que ya la poseen. Se puede tratar de un país desarrollado, de cualquier país europeo. También de cualquier país en vías de desarrollo que dese invertir su dinero en bonos estatales seguros. «Estos encontrarán en los bonos estadounidenses unos de los más seguros del mundo», dice.

El presidente estadounidense, Donald Trump, aseguró que el aumentar las tarifas sobre las importaciones chinas permitirá a Washington reducir su deuda. Pero Barfield cree que la parte recaudada a raíz de las tarifas representaría una diminuta parte de la deuda. Apunta a que Trump no dijo toda la verdad: que el dinero recaudado no viene de los chinos, sino de las propias empresas y contribuyentes estadounidenses.

«Eso se reflejará negativamente en la economía de Estados Unidos».

Barfield no ve luz al final del túnel de la actual guerra comercial entre las dos superpotencias. Cree que, a estas alturas, esta no hará más que agravarse. Apunta a que había esperanzas de que, de cara al G20 de junio, ambos países acabarían entendiéndose y llegando a algún acuerdo, pero que ahora esa opción se ha descartado casi por completo.

«Ahora mismo no veo el final de este enfrentamiento. Creo que es poco probable que EEUU y China alcancen una decisión de consenso durante la cumbre. No hay señales de que los chinos y los estadounidenses estén esperando al G20».

Tendrían que estar negociando ahora y el G20 está a la vuelta a de la esquina, concluye.

Sputnik

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

7 comentarios

  1. El problema es que ese dineral no es de China, sino de empresarios «chinos». Y éstos, a no ser que el Partido Comunista chino desde el gobierno actúe haciendo lo contrario, no tienen más interés que su propio beneficio, aunque en ese beneficio vayan implícitos los millones de maleficios que acarrea. Y sólo expropiando a esos empresarios chinos con un golpe económico bien dirigido es como los Estados Unidos se darán cuenta de lo que nos están haciendo a todos…

  2. El problema es que ese dineral no es de China, sino de empresarios «chinos». Y éstos, a no ser que el Partido Comunista chino desde el gobierno actúe haciendo lo contrario, no tienen más interés que su propio beneficio, aunque en ese beneficio vayan implícitos los millones de maleficios que acarrea. Y sólo expropiando a esos empresarios chinos con un golpe económico bien dirigido es como los Estados Unidos se darán cuenta de lo que nos están haciendo a todos… Esperemos que el Ejército Popular de Liberación esté al tanto y haga de esta batalla otra victoria de su Gran Larga Marcha…

  3. Sopalajo de Arrierez

    Expliquemos esto sin palabros de economistas dados a la jerigonza envarada:

    Dice el mundo anglosajón que si alguien te debe 100 Euros (o dólares, o libras o lo que sea), ese alguien tiene un problema, pero que si alguien te debe 100 millones de Euros, el que tiene un problema eres tú.
    Humor inglés, me figuro.

    O sea, que China al aceptar, hace décadas, deuda estadounidense (los bonos del Tesoro esos, que se supone son obligaciones de pago que EEUU contraía con China) no estaba poniendo en ningún brete a los gringos, ni adquiriendo ningún poder sobre ellos. Porque, simple y llanamente, cuando quieran van a responder: «No te pago».

    Otro ejemplo más de los USA, ahora que se están quitando las caretas, dinamitando los principios base en los que se asienta la convivencia.

  4. Sopalajo de Arrierez

    Una precisión para el articulista: siempre, a día de hoy, interesa aclarar, al referir cantidades muy altas, si un billón es un millón de millones (como debería ser) o mil millones (como hace el mundo anglosajón, ellos sabrán porqué diantre).
    No es una cuestión baladí: el presupuesto anual del estado español es inferior a 200 millones de Euros, lo cual nos da un pivote comparativo para ayudarnos a entender cantidades de la economía de gran escala.

  5. La mayor parte de la deuda americana la tienen los propios americanos.
    China es la que más deuda tiene de entre los acreedores extranjeros.
    Así que es probable que si china pone a la venta los bonos americanos, es probable que quien la compre sean los propios EEUU, directamente o a través de intermediarios.
    ¿Cómo lo harían? Pues imprimiendo dólares (de la nada, es decir, sin valor real, como vienen haciendo últimamente; su ‘valor’ se sustenta en su poder militar …).
    Eso conduciría a una caída del dólar en el mercado de divisas.
    Y como los chinos tienen muchas reservas en dólares … pues sería lo comido por lo servido.
    Lo que sí pueden hacer los chinos es NO COMPRAR más deuda estadounidense… lo que acercará aún más a EEUU a la desesperación y a la necesidad de una guerra, no ya comercial sino militar.

  6. Sopalajo:
    Cuando hablan en el artículo de 1,2 billones se refieren a billones ‘españoles’, es decir, un 1 seguido de 12 ceros.
    Yo también me referiré a esos billones en el resto de mi comentario.
    El PIB norteamericano es de 18 billones de dólares.
    La deuda norteamericana aproximada es del 100% de su PIB, (18 billones de dólares)
    La deuda en manos chinas es de 1.200.000.000.000 dólares (1,2 billones).
    La deuda en manos chinas:
    – representa entre un 6% y un 7% de la deuda norteamericana total,
    – representa un 18% de la deuda norteamericana en manos extranjeras.

    https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/01/11/mercados/1515682382_562530.html

  7. Son la «REGLAS» económicas (de mercado?) que hasta hoy parece ser que están vigentes. Pero Sopalajo de Arrierez apunta a que esto caducará con él NO TE PAGO de algún TRUMPoso USA deseoso de ir a la III y ¿definitiva? liquidación humana.

    La ECONOMÍA DE GUERRA que en «Occidente» la llaman ECONOMÍA DE MERCADO -o sea del ELITISTA » mercado» USAMERICANO. Donde VASALLOS EUROPEOS de esa ELITISTA USA hasta puñales entre ellos se clavan.
    A la cabeza está, como no, los hijos de la pérfida (que dicen los ñoles) ALBIÓN con «su» BREXIT. Y si miras hacia el este Europa, v.g. Hungría…Ucrania…pues…pues eso.