Qué graciosa es la chusma española, siempre queriendo dar clases de democracia a Cuba socialista (texto y vídeo)

 

“Esto no es Cuba, esto es una democracia”, decía Francisco Marhuenda, director del diario neofascista español “La Razón”. Y se lo decía -¡qué paradoja!- a Carles Puigdemont, expresident electo de Catalunya perseguido por la justicia española tras realizar una consulta democrática y pacífica, y hoy exiliado en Europa.

Curiosamente, otra persona con la misma orientación ultraderechista de Marhuenda, Elena Larrinaga, presidenta del autodenominado “Observatorio Cubano de Derechos Humanos”, decía a la audiencia de Televisión Española que, en Cuba, no hay “libertad. Libertad para escoger a sus dirigentes, libertad para pensar qué pueden decir. A pensar, a decir, a estar en contra, a poder expresarse, a que nadie te diga que lo que dices no tienen sentido”.

Sus palabras más parecieran referirse a la situación que vive el Estado español, donde el régimen encarceló o condenó al exilio a una buena parte del Gobierno catalán, elegido en las urnas; donde decenas de personas han sido condenadas y encarceladas por los textos de sus canciones o de sus tuits, críticos con la monarquía o con la política penitenciaria; donde se aplica la censura en la contratación de ciertos grupos musicales incómodos, y en las ferias de arte; y donde se secuestra la impresión de revistas o libros.

Son las lecciones para Cuba, desde España. Lecciones de censura y pandereta.

 

(Edición: Esther Jávega, Cubainformación TV)

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. El FASCISMO tiene su particular forma de entender su ‘»LIBERTAD»‘ mirando siempre la paja del ojo ajeno, y no viendo la viga de su mismo ojo. El fascismo es un Cancer a estinguir, pues pudre a toda la sociedad, y se necesita la radio y quimio terapia de la autentica democracia participativa del pueblo, ejemplos de Cuba y Venezuela. Salud y Republica.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: