PORTUGAL vota con la duda sobre si la socialdemocracia obtendrá o no mayoría absoluta

El apoyo por fuera (sin entrar en el ejecutivo)  del Partido Comunista y el Bloco fue imprescindible para que el PS formara gobierno en la última legislatura. Este acuerdo es conocido como geringonça, o solución improvisada. Las medidas económicas contra los trabajadores, sin embargo, fueron consensuadas y apoyadas con los partidos de derecha.

El gobierno anterior pidió rescate de 78 mil millones de euros a Troika, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional durante la crisis financiera hace ocho años. El gobierno de Costa apostó por el pago escrupuloso de la deuda aún a costa del deterioro de salud, educación y transporte, lo que ha ocasionado una constante movilización social, son el sindicato comunista CGTP y otros sindicatos gremialistas. Costa dice que sin ellos Portugal no habría logrado «pasar la página sobre la austeridad, recuperar la credibilidad internacional, mantener la confianza de los inversores, reducir las desigualdades y equilibrar las cuentas». Al mismo tiempo,  pide que esta próxima legislatura se le otorgue una mayoría absoluta para no tener que apoyarse en la «extrema izquierda». De conseguirlo, tanto el Bloco como el PCP habrán fracasado en su estrategia de apoyar a la socialdemocracia y esperar por ello réditos electorales.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
A %d blogueros les gusta esto: