¿Por qué no un boicot internacional a los productos de EEUU?

 

Los halcones neofascistas de la Casa Blanca quieren asfixiar a Cuba mediante la aplicación del Capítulo III de la Ley Helms-Burton.

Esta monstruosidad jurídica trata de aumentar el riesgo país y ahuyentar toda inversión extranjera a la Isla mediante el chantaje y la intimidación.

Es una nueva vuelta de tuerca al bloqueo, y complementa los ataques, ya en marcha, a los ingresos por turismo y a los servicios médicos que presta Cuba en el exterior.

Ante este escenario de guerra, el politólogo argentino Atilio Borón realiza una propuesta interesante: un boicot económico internacional a EEUU.

La Ley Helms-Burton prohíbe “la importación y el comercio de productos cubanos” y “la entrada de mercancías” a EEUU bien de origen cubano, bien que se transporten desde Cuba, bien que se deriven de un producto de la Isla.

El boicot incluiría los mismos términos: la negativa a adquirir “todo bien y servicio de origen estadounidense”, que se transporte desde EEUU, o se derive de un producto de este país.

Ante la inoperancia de Naciones Unidas –donde se condena el bloqueo inútilmente cada año-, frente a la hipocresía de la Unión Europea y el silencio cómplice de los medios internacionales, es necesaria una contraofensiva.

Como decía el héroe de la independencia de Cuba José Martí, “los árboles se han de poner en fila, para que no pase el gigante de las siete leguas.”

 

(Cubainformación TV / Basado en un texto de Atilio Borón / Edición: Ana Gil. Presentación: Lázaro Oramas)

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. Esa es, claramente, la línea que debería seguirse y lo que parece increíble es que no se haya puesto en marcha por las organizaciones de todo tipo que tengan capacidad de movilizar al antiimperialismo. Contrtaatacar dándoles donde más les puede doler, no parece tan difícil, aparte que el medio ambiente y nuestra salud lo agradecerían.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: