¿Por qué el gobierno se niega a nacionalizar la sanidad privada?

El poco sospechoso de políticas de izquierda, el presidente francés Macron, acaba de nacionalizar la sanidad privada, y aunque se anuncia que será temporalmente, es un paso importante que el ejecutivo de Sánchez no se atreve a dar. Por el contrario, asistimos en los centros sanitarios privados a plantas y habitaciones cerradas, a empresas que promueven y estimulan las vacaciones de sus trabajadores y a un desvío a la sanidad púbica en caso de que una persona con síntomas de Coronavirus ose pisar sus instalaciones.

El no de Sánchez, que prefiere abrir hospitales de campaña antes de poner de mal humor a las poderosas empresas que explotan la salud como negocio, deja lejos cualquier ideario de izquierdas y hasta de sentido común. Las razones para que no haga lo mismo que en Francia pueden ser diversas, pero el miedo a los poderosos sobrevuela Moncloa con especial  virulencia.  Cómo se echa en falta el «exprópiese» de presidentes con más agallas.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email