Pocas cosas más repelentes que personas burguesas ejerciendo de progres; Penélope Cruz es una de ellas

No hace falta ser muy listo para darse cuenta de que si existen muchísimas personas que no tienen nada o casi nada es porque existen otras —bastantes menos— que tienen muchísimo. No es que Penélope Cruz y su pareja, sean de los que más tienen, pero es evidente que acumulan bastante más de lo que realmente se necesita para vivir con dignidad, en detrimento de los que nada o apenas poseen.

Entonces, ¿a qué se debe su apoyo a causas que claramente son pisoteadas por el sistema capitalista que tan bien les trata a ellos? ¿Por qué señalan algunas cosas pero nunca cuestionan al citado sistema? ¿Son sinceros con su “lucha” o recurren a ésta a modo de marketing y como tranquilizadora de sus conciencias? Tampoco hay que ser muy listo para conocer las respuestas.

Como a otras muchas privilegiadas personas de su gremio, a Penélope Cruz esta vez le ha dado por criticar a Disney y al evidente machismo que en sus historias incluye.

Dice Cruz: «En mi versión de la Cenicienta, cuando el príncipe le pregunta si quiere casarse con él, ella contesta: ‘No, gracias, no quiero ser princesa. Quiero ser astronauta o chef». Asegura que ese es el final que quiere que sus hijos aprendan, no el que presentan los cuentos de Disney, historias en las que las mujeres siempre dependen de un hombre, reina el machismo y la igualdad brilla por su ausencia.

De acuerdo con Penélope Cruz en cuanto al machismo se refiere, pero ¿y en cuanto a la igualdad? ¿Está sólo reivindicando la igualdad por cuestiones de sexo o se refiere también entre las personas de forma genérica?

Está claro que en este último caso le importa un carajo que sus hijos no sean educados en los valores de igualdad. Mientras demasiada gente nace en chozas que se caen a trozos, al menos uno de sus hijos nació en un exclusivo hospital Israelí de Los Ángeles. Al parecer ese tipo de desigualdad sí que les parece bien.

La actriz española no ha dudado en arremeter contra las historias de los hermanos Grimm y los cuentos de Disney apoyando una vez más a los movimientos feministas. Razones hay para esto, sin duda, pero que sea ella quien se arrogue el derecho resulta harto sospechoso.

Volviendo a esta cuestión Penélope Cruz ha asegurado que «Cuando leo cuentos a mis hijos por la noche, cambios los finales siempre». «Que les jodan a Cenicienta, a la Bella Durmiente y a todas las demás” porque “hay demasiado machismo en esas historias y eso puede afectar a la manera en que los más pequeños ven el mundo. Si no tenemos cuidado, pueden empezar a pensar: ‘Ah, así que es el hombre el que lo decide todo».

Y los ricos, señora Cruz, y los ricos, habría que recordarle. Contra ambas, y no contra una sola injusticia hay que luchar, aunque obviamente usted no esté de acuerdo.

Las palabras de la actriz han provocado críticas de todo tipo. Algunos le han recordado que ella ha llevado a sus hijos a los parques de atracciones de Disney, que ha trabajado en películas de la marca como Piratas del Caribe o que ha participado en alguna campaña en la que, ella, era Bella de La Bella y la Bestía.

En fin, sí a la igualdad entre mujeres y hombres y sí a la igualdad entre todos los humanos. Como es obvio, con esta última estaría garantizada la primera, aunque esta evidencia a Penélope Cruz y a su pareja no les haga ninguna gracia.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: