Pedro Castilla: «En Venezuela se da una batalla entre el capitalismo y la democracia»

Pedro Castilla es un militante de la solidaridad en la ciudad de Cádiz. La convocatoria de una marcha de apoyo a la revolución bolivariana y la democracia nos sirve como excusa para realizar unas preguntas.

¿Cómo surge la plataforma de solidaridad con la Venezuela bolivariana en Cádiz?

Algunas asociaciones que pertenecíamos al 22M, observando, en las distintas reuniones y luchas que celebrábamos, nuestras afinidades para con la revolución bolivariana y demás procesos emergentes latinoamericanos, y ante el brutal hostigamiento que sufría Venezuela en la primavera del año 2015, apoyado descaradamente por los espurios intereses de Estados Unidos y de los imperios económico y mediático, decidimos aunar nuestras fuerzas, conocimientos de la realidad y luchas, por una causa tan justa, geoestratégica, democrática, social y política como es defender a la revolución bolivariana. Convencidos además, de que son los pueblos únicamente, quienes salvan a los pueblos.

No podemos dejar solos al pueblo venezolano, como un día se dejó solo a Allende en el 73. Aquella falta de solidaridad internacional significó, además de los miles de muertos civiles y posteriores asesinatos por el cruel Pinochet, el pistoletazo de salida del capitalismo neoliberal, que tanto daño está ocasionando a la mundanalidad y al planeta, como podemos observar en cualquier rincón del mundo. Somos conscientes de que la batalla contra esta bestia apocalíptica, depredadora de personas y naturaleza, únicamente puede ser abatida por la unión de todos los pueblos que persigan una democracia real, y un mundo más justo, fraterno e igualitario.

¿Por qué es tan importante profundizar en la solidaridad con el pueblo venezolano y su Gobierno?

Decía Eduardo Galeano: “El caso más escandaloso de manipulación mediática mundial es, hoy por hoy, el caso de Venezuela. En el gran teatro del bien y del mal hay una distribución entre ángeles y demonios. Y Hugo Chávez es uno de los principales demonios, es un dictador desde el punto de vista de los fabricantes de opinión pública mundial”. Nadie puede dudar de los esfuerzos que los grandes medios de comunicación realizan continuamente para mantener en portada al país caribeño. Y no precisamente para vender sus bondades, que son ocultadas, sino para generar una corriente de opinión totalmente negativista, a través de infundios, sesgos e infamias. ¿No representa ello algo sospechoso?

Lamentablemente hoy, para encontrar la verdad hay que bucear en las turbias y profundas aguas de la mentira y la demagogia. La imagen de Venezuela que el imperio está ofreciendo al mundo es totalmente contraria. Se les achaca de dictadura, cuando practica una de las mayores democracias a nivel global, se les señala continuamente por violar los derechos humanos cuando es de los países que más lo respetan. Las noticias sobre Venezuela son continuamente sesgadas e infundadas. También son ocultados sus grandes logros sociales. Y no se les perdona que hayan tumbado el perverso ALCA que proponía Estados Unidos a Latinoamérica, por el solidario ALBA y otras instituciones supranacionales latinoamericanas, como UNASUR, PETROCARIBE…todas ellas basadas en la igualdad y solidaridad entre las naciones y el fortalecimiento de la patria grande latinoamericana.

Solamente por desenmascarar esas fructíferas y esperanzadoras verdades, merece la pena unirse y luchar por la alternativa bolivariana.

Pero la gran decisión de solidarizarnos con Venezuela radica, en que es allí donde actualmente se está librando la mayor batalla mundial entre ese fascismo emergente y la libertad, entre el capitalismo y la democracia, entre la violencia contra la paz, entre la opulencia contra la igualdad, entre los ricos contra los pobres y entre el odio contra el amor.

Estados Unidos y su imperio económico, como todos saben, ansia apoderarse de los fecundos recursos naturales venezolanos; mayor reserva mundial de petróleo, diamantes, coltan…Pero no es ello su principal objetivo, que también, sino sobre todo arrasar con esta díscola alternativa revolucionaria que podría demostrar al mundo entero, si lo dejaran, que otro mundo mejor es posible.

Venezuela, desde que Hugo Chávez mostró en el primer momento su “señas de identidad” antiimperialista y ofreció el digno discurso de la soberanía nacional a que todos los pueblos tienen derecho, un programa social basado en la igualdad y una democracia enriquecida con el poder popular, la omnipresente maquinaria de la bestia se puso en marcha, desarrollando toda su membresía mediática, instigadora y opresora contra el valiente y bravo país caribeño.

Contaban y cuentan con una quinta columna, compuesta por una oligarquía venezolana (actual dirigencia opositora), enrabietada porque habían perdido el control de los recursos venezolanos y dispuestos a entregárselos a Estados Unidos por treinta monedas, antes que los disfrutara, en forma de salud, alimentación y educación el propio pueblo venezolano, legítimo dueño de ellos. Pero no contaban con unas admirables fuerzas militares, cuyas prioridades son la Constitución y la defensa del pueblo, como debe ser, y con un pueblo unido y concienciado. Es por ello que han podido resistir los terribles acosos durante estos 18 años de Gobierno.

Venezuela representa un referente o un bastión para el resto de los pueblos del mundo, que no se puede perder. Y por el que deben luchar por mantener todos los pueblos del mundo, si queremos que la bestia no continúe avanzando. Es por esa primordial razón por lo que la Plataforma bolivariana de Cádiz, quiere continuar profundizando y defendiendo los valores bolivarianos.

¿Qué actividades se van a desarrollar en los próximos días en la capital?

Varias. Nos están solicitando charlas sobre la realidad de Venezuela. Estamos abiertos a todas aquellas asociaciones que nos lo pidan. También nos están solicitando artículos e información que, por supuesto estamos dispuestos a corresponder o enviar. Y para el próximo jueves 8 de Junio partirá una manifestación desde la subdelegación del Gobierno, a las 19.00 y que concluirá

en la plaza de Arguelles, donde se celebrará un debate y tendremos, vía telefónica, la intervención del Embajador de Venezuela, del diputado y exgobernador Jesús Montilla y de un gran líder comunal, como es Gerardo Rojas.

¿A quién estáis invitando a la manifestación?

A todas aquellas asociaciones o colectivos sociales, políticos, sindicales y personas individuales, que están concienciados de que es necesario y urgente cambiar este sistema basado en la desigualdad, las guerras como sustracción de los recursos o eliminación de pueblos no alineados con el imperio dominante, las emergentes prácticas fascistas muy alejadas de los valores democráticos, la destrucción de la naturaleza, y de un sistema que utiliza la represión, el engaño y el control de los medios y de la Justicia para continuar perpetuando su hegemonía imperialista.

Son muchas las asociaciones y colectivos a nivel mundial, las que están despertando y luchando contra ello. En Cádiz acudirán un nutrido grupo de personas, pero estamos convencidos, que en la siguiente acudirán muchos más.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: