La derecha y la "izquierda" española siempre van en la misma dirección, siempre dirigen sus políticas a favorecer las ganancias del gran capital en detrimento de la clase obrera

Pascual Serrano sugiere no criticar al Gobierno “progre” para que no vuelva la derecha; Pablo Hasél le ha respondido

Es alucinante lo incongruente que resulta en demasiadas ocasiones Pascual Serrano. Uno lee con cierta admiración la mayor parte de las cosas que escribe, pero luego observa, cada vez ya con menos sorpresa, cómo su accionar contradice a sus palabras.

Un ejemplo claro es cómo en sus conocidas “Perlas informativas” señala las mentiras y tergiversaciones que falsimedia ofrece a sus seguidores; un trabajo sin duda encomiable.

Pero de un tiempo ya largo a esta parte sus perlas se publican en el diario.es. Lo curioso (aunque comprensible, ya que al parecer nadie muerde la mano que le da de comer) es que al citado diario nunca lo señala en dichos trabajos. Sin embargo, el diario.es ha contribuido a tergiversar y ha mentido (a veces de manera escandalosa) en no pocas ocasiones acerca de noticias sobre Cuba y Venezuela, dos países que Serrano trata muy bien. Lo dicho, en sus perlas nunca critica al mencionado diario, aunque tiene bastante donde elegir para criticarlo.

Por otra parte, resulta del todo llamativo como Pascual Serrano aún defiende que el actual gobierno es de izquierdas. El le llama gobierno de coalición pero, cuando habla de que ir ahora contra ellos supone darle fuerzas a la derecha, está claro que de alguna manera está diciendo que para él el Ejecutivo del PSOE y UP es de izquierdas.

En fin, su discurso menosmalista (que tan malos frutos nos ha dado siempre a la clase obrera) es demasiado habitual entre las personas que, lejos de vivir mal, viven bastante bien y no se sienten necesitados de grandes y reales cambios. A la no poca gente que sobrevive con 400 mierdas de euros al mes le da exactamente lo mismo que gobierne Pablo Casado o Pedro Sánchez (con su «Sancho Panza» Iglesias), porque sabe que va a seguir existiendo igual de jodida. Y es que el Ejecutivo del PSOE y UP, tan ocupados en no contrariar al gran capital, nunca va a ir más allá de repartir diminutas migajas. Favorecer las ingentes e insultantes ganancias de la oligarquía y, para que no sufran demasiado, repartir limosna a los y las damnificadas de sus políticas siempre ha sido el accionar de los socialdemócratas o reformistas. Defender lo contrario es ser un ingenuo o, simplemente, mentir descaradamente.

Ayer, 30 de marzo, Pascual Serrano escribió esto en su cuenta de Twitter:

“El gobierno de coalición ha cometido errores, y también podemos tener muchas discrepancias con él, pero debemos pensar en qué medida embestir ahora contra ellos solo supondría darle más fuerza a la derecha. Muchas veces en la historia la derecha ha logrado el poder gracias eso”.

Hoy Pablo Hasél le ha respondido de ésta manera:

“Ni este gobierno es izquierda, ni la mierda se limpia con otra mierda, ni es aceptable frenar críticas con semejante chantaje absurdo. Además, si alguien hace crecer a los otros, no son nuestras críticas a todos ellos, sino sus fechorías. Sectarismo”.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email
A %d blogueros les gusta esto: