Para el progrerío patrio nunca es el momento de cuestionar a la monarquía ni al poder establecido

 

Lo ha expresado Podemos en casi todas de sus múltiples versiones, incluida la de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Esta gente, otrora supuestamente asaltadora de cielos, siempre está con la misma historia. Si se convoca una huelga general (como la que se convocó y se llevó exitosamente a cabo en el País Vasco) aseguran que no es el momento. De cuestionar de manera efectiva y con hechos (no únicamente con bonitas palabras para salir del paso) también nada de nada.

Esta gente que llegó con intenciones anunciadas de comerse el mundo al final lo único que ha hecho, y está haciendo, es lo del perro del hortelano: ni comen ni dejan comer: es decir, se olvidaron de lo que, cuando nacieron, dijeron que harían y, lo que es peor, desactivaron a muchas personas que en verdad sí que querían cambiar las cosas.

Otra gente del llamado “progresismo”, pero en realidad sostenedores del sistema, hace más de lo mismo. Ayer, sin ir más lejos, la portavoz del PSC en el Parlament, Eva Granados, expresó que «no es el momento de cuestionar la arquitectura institucional» con un referéndum sobre la monarquía, y reafirmó el apoyo de los “socialistas” al pacto constitucional de 1978. Nada que nos sorprenda, realmente.

La tal Granados instó a no mezclar los presuntos hechos delictivos de Juan Carlos I con el modelo de Estado: «En estos momentos no nos planteamos un debate en torno a la forma de Estado». Y añadió: «No es el momento de cuestionar la arquitectura institucional porque nosotros nos reafirmamos en el pacto constitucional del 78. Creemos que es el que ha traído los mejores años, las mejores décadas y prosperidad a nuestro país».

Eva Granados consideró que, en un momento en el que España está afectada por la crisis sanitaria del coronavirus y sus consecuencias económicas y sociales, la prioridad es afrontarlas en vez de cuestionar la Jefatura del Estado: «Lo último que ahora nos interesaría es abrir otro debate sobre la reforma del Estado”.

Ya lo ven, una “socialista” que se siente muy cómoda con una jefatura del Estado liderada por el heredero de Franco, a través de su padre, y totalmente alejado de ser la voluntad popular expresada en las urnas.

Así son los y las “progres” de este engendro que llamamos España.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: