PAKISTÁN. Resistencia de los trabajadores ante los despidos y la privatización de la siderúrgica más importante del país

El actual régimen de Pakistán Tehreek Insaaf, una vez más, ha incumplido sus promesas y ha decidido privatizar Pakistan Steel Mills (Siderúrgicas de Pakistán). En este sentido, ya se aprobó el despido de 9350 de los trabajadores siderúrgicos con la política engañosa de la «despedida dorada». Es el genocidio social de los trabajadores contra el cual han lanzado una lucha.

El 4 de junio, la Campaña de Defensa Sindical de Pakistán (PTUDC), el Sindicato de Trabajadores de Insaf y otros miembros del Comité de Acción Conjunta del Acero organizaron una manifestación desde Alá Wali Chorangi a la Carretera Nacional. También se convocó una sentada, pero el carácter fascista de este Estado se reveló en el momento en que comenzó la protesta, cuando se desplegó una gran cantidad de guardabosques y policías. Los organismos encargados de hacer cumplir la ley pisotearon el código de la ley cuando atacaron a los manifestantes e intentaron contenerlos. Yameen Jumro, el presidente de la CBA, Iftikhar Abbasi, el secretario de información del Sindicato Progresista y otros 11 fueron arrestados pero tuvieron que ser liberados por la noche debido a la presión de los trabajadores.

A pesar del terrorismo de Estado y numerosos obstáculos, miles de trabajadores organizaron una protesta masiva en Karachi. Durante la protesta, los trabajadores corearon consignas: «No al desempleo», «¡Qué queremos… Trabajo!», «¡Tengan vergüenza!», «No a la tiranía». Las demandas inmediatas de los trabajadores incluyen su reincorporación y el fin de la política de privatización. Los participantes corearon consignas contra el gobierno de Tehreek Insaf: «Me siento avergonzado hoy de haber votado por este gobierno«, dijo un manifestante, «el gobierno de PTI había prometido proporcionar 10 millones de empleos, pero en lugar de dar, nos está quitando empleos».

«Tengo 58 años, me quedaban 2 años para jubilarme y ahora me quitaron el trabajo«, dijo un gerente.

Majid Asghar, de la PTUDC y dirigente de los trabajadores de Pakistan Steel Mills, dijo: «El Estado pakistaní está debilitado y endeudado. El Banco Mundial y el FMI están profundamente arraigados en Pakistán, el Estado incluso ha perdido su legitimidad… El sistema capitalista es enemigo del pueblo trabajador y debe ser derrocado«.

Los trabajadores son optimistas a pesar de la represión que han tenido que enfrentar, y se comprometieron a continuar la lucha hasta que se cumplan sus demandas. La PTUDC lanzó una campaña en todo el país en solidaridad con los trabajadores de Pakistan Steel Mills.

El hashtag #NotoPSMRetrenchment está entre las tendencias en las redes sociales y miles están expresando solidaridad. Junto con esto, se planean realizar protestas a nivel nacional. Llamamos a todos los sindicatos, organizaciones obreras y elementos progresistas de la sociedad para que formen parte de esta lucha. Por un lado, la burguesía ha realizado ataques mortales a los trabajadores cubiertos por la sombra de la pandemia de coronavirus. Por otro lado, los trabajadores están luchando contra estos ataques. Esta no es una lucha solemne de los trabajadores de Pakistan Steel Mills, toda la clase obrera inevitablemente tendrá que formar parte de ella.

 

 

(Liga Internacional Socialista)

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar