Pablo Iglesias publica en El País, el diario «independiente» de la mañana

Pocos medios han hecho tanto daño a la izquierda como el diario del Grupo Prisa. Desde su nacimiento, su objetivo fue apadrinar a la socialdemocracia más rancia y pro-capitalista, practicando para ello un medido anticomunismo zafio y mentiroso. Su estrategia publicitaria lo convirtió en una referencia progre donde no se sabía si era primero el PSOE o el diario. Pareciera que una nueva generación se había divorciado de esta triste realidad de llevar bajo el brazo dominical El País y sus cuentos, y que en la red había otros medios capaces de cuestionar al régimen y sus medios. Por eso, resulta significativo que lejos de llamar a un boicot, el líder de Podemos acepta (o envía) publicar su artículo sobre la monarquía. Como se suele decir, el medio desautoriza el contenido.

 

¿Para qué sirve hoy la monarquía?

Hace cuatro décadas, la Monarquía española y en particular Juan Carlos I jugaron un papel de dirección política en la transición que llevó a nuestro Estado de una dictadura a una democracia homologable a las de la Europa occidental de entonces. Aquel proceso político que llamamos Transición española fue el resultado de la correlación de fuerzas (o de debilidades como dijo Vázquez Montalbán) entre actores políticos y sociales procedentes de la dictadura y de la resistencia democrática. Los primeros tenían casi todo el poder pero ninguna legitimidad; los segundos contaban con toda la legitimidad pero apenas tenían poder.

El resultado de la Transición decepcionó a algunos sectores de la oposición democrática. A una parte de las bases más activas que protagonizaron una lucha antifranquista llena de heroísmo y sacrificios, le decepcionó que no se produjera una ruptura democrática con la dictadura, sino una negociación con los sectores del régimen dictatorial que habían entendido que la modernización de España solo podía producirse en democracia y en Europa. No hubo ni revolución a la portuguesa ni ruptura y el desencanto se apoderó de muchos militantes antifranquistas, republicanos por definición y tradición, que se sintieron traicionados por los líderes y los grandes partidos de la izquierda. Eran los héroes y heroínas del antifranquismo, pero eran una minoría. Difícilmente las cosas hubieran podido ocurrir de manera muy diferente. El referéndum sobre la reforma política fue un éxito de Suárez frente a la oposición democrática y los resultados electorales —de 1977 a 1982— dejaron claro que la mayoría de los ciudadanos apostaban por fuerzas políticas que habían asumido (PCE incluido), con mayor o menor entusiasmo, el papel central de la monarquía en la dirección del proceso democratizador de España. En Catalunya y Euskadi pronto se consolidaron como fuerzas hegemónicas el PNV y CIU, que acabaron aceptando la monarquía (CIU casi desde el principio y el PNV más tarde) y que centraron sus esfuerzos en la negociación del encaje territorial que abrió el camino al Estado Autonómico. El único actor de cierta relevancia electoral en Euskadi y Navarra que quedó fuera de aquel consenso fue la izquierda abertzale. Hoy la izquierda abertzale ha reconocido que ETA causó un terrible dolor cuyas heridas aún perviven y es además una evidencia para todos los sectores políticos vascos que ETA no consiguió ni uno solo de sus principales objetivos políticos.

La monarquía y Juan Carlos I, una figura inicialmente cuestionada por la izquierda como heredero de Franco, no seducían por igual a todos los ciudadanos pero contaron con la aceptación implícita de una ciudadanía pragmática que votó, mayoritariamente en casi todos los territorios, la Constitución de 1978.

Es cierto, como dijo Suárez a Victoria Prego en una entrevista descubierta y recuperada por La Sexta (el expresidente trataba de quitarse el micrófono y la periodista se encargó de que no se emitiera ese fragmento) que su Gobierno no se quería arriesgar a un referéndum en el que los españoles habrían podido optar por la República. Pero no es menos cierto que no se desató en España un movimiento relevante contra la monarquía como consecuencia de que no se hiciera tal referéndum. España tragó con el heredero de Franco a cambio de democracia, y el heredero, poco a poco y con la ayuda de los grandes medios, se hizo querer por amplios sectores de la ciudadanía.

El golpe de Estado del 23-F, a pesar de sus claroscuros y de las dudas sobre el papel real que jugó Juan Carlos, contribuyó a consolidar la idea de que solo el Rey podría evitar un golpe que devolviera el poder a la casta militar, entonces claramente partidaria del franquismo y molesta con los cambios que se estaban produciendo en nuestro país.

Sin embargo, 40 años después quizá haya que preguntarse ¿Sigue siendo útil la monarquía para nuestra democracia?

En un reciente editorial en este periódico se decía que no debía cambiarse el sistema monárquico “por electoralismo ni climas de opinión”, reconociendo así que la opinión de los españoles quizá no sea muy favorable a una monarquía predominantemente asociada a los privilegios y a la corrupción, y sugiriendo que una propuesta de superación de la monarquía podría condicionar el apoyo electoral de los ciudadanos. Que el CIS se empeñe en no preguntar por esto es muy significativo.

El editorial aporta sin embargo un argumento muy convincente: “Tan democrática es una monarquía como una república, siempre a condición de que garanticen las libertades”. Es indudable que lo fundamental para definir el carácter democrático de un régimen político no es que la jefatura del Estado sea electiva o no, sino que efectivamente se garanticen las libertades. Pero la calidad democrática de un sistema político sí puede medirse. Sería absurdo afirmar que un sistema que prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo tiene la misma calidad democrática que otro que sí lo permite. La democracia tiene diferentes niveles de profundización y calidad y todos los demócratas sabemos que la igualdad de derechos entre heterosexuales y homosexuales o entre mujeres y hombres representan avances en términos de calidad y profundización democrática. De la misma manera, que a la jefatura del Estado se acceda por elecciones y no por fecundación sería profundizar en nuestra democracia. Desde el momento en que la monarquía ya no es el precio a pagar para contar con un sistema de libertades (el Ejército español no es hoy ninguna amenaza a la democracia como podía serlo hace 40 años) su función histórica para la democracia española ha perdido su sentido.

Además, que la monarquía se haya convertido progresivamente en un símbolo que sólo entusiasma a los sectores más conservadores, mientras incomoda a cada vez más progresistas y es rechazada abiertamente por un amplia mayoría de los ciudadanos en Euskadi y Catalunya, hace que haya dejado de ser un símbolo de unidad y concordia entre los ciudadanos. Si el 23-F reforzó a Juan Carlos, el 3 de octubre debilitó a Felipe VI, que no fue capaz de erigirse como símbolo de diálogo, sino como símbolo de la autoridad de un Gobierno que fracasó a la hora de lograr una salida política a un conflicto en buena medida alimentado por su ineptitud.

Nuestra patria necesita hoy dotarse de instrumentos institucionales republicanos que huyan de la uniformidad y el cesarismo, que representen la fraternidad, que garanticen la justicia social y que reconozcan la diversidad de los pueblos y gentes de España como clave identitaria a proteger y respetar. El impulso constituyente que empujó el 15-M y que empuja hoy el movimiento feminista apunta en esa dirección republicana; instituciones que protejan a la gente antes que figuras de autoridad inamovibles.

El pluralismo político e identitario es hoy una realidad en una sociedad que ha tenido 40 años para madurar democráticamente. Normalizar ese pluralismo y abandonar la crispación y el enfrentamiento entre españoles, requiere dejar atrás los símbolos que dividen para dotarnos de instrumentos que nos ayuden a seguir caminando juntos como país. Una nueva república será la mejor garantía para una España unida sobre la base del respeto y la libre decisión de sus pueblos y sus gentes.

Pablo Iglesias es secretario general de Podemos.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

11 comentarios

  1. Me gustan las ultumas frases: Una nueva republica sera la mejor garantia para una España unida sobre la base del respeto y la libre decision de sus pueblos y sus gentes. Sinceramente muy acertada. Ojala asi se cumpla nuestro destino Turrion. Salud y Republica.

  2. Este anda ya haciendo gestos electorales. Pues no decía que la Republica ahora no toca y nunca se ha manifestado ni convocado una manifestacion por la Republica.
    Pues lo de siempre, ya empieza con el engaño para juntar los votos necesarios de la socialdemocracia y de donde haga falta.

  3. Epoca de elecciones, época de pescar republicanos. Ojo, que éste va más rápido que Gonzalez en su día.

  4. Bueno » resplandor » , en este caso tambièn podriamos poner de ejemplo a la derecha independentista catalana , que se comian el culo mutuamente con la monarquia española y ahora son mas republicanos que ERC . Desde cuàndo se ha pronunciado esta derecha burguesa y corrupta independentista como » republicanos » ? . Yo que sepa , desde que empezò todo el Proces con A. Mas , que dicho individuo hizo unas declaraciones bastantes años atras, diciendo » que eso de la independencia era un concepto muy antiguado y que no cabia dentro de la EU » . Pues ya vemos como estos farsantes de la derecha independentista se arriman al sol que màs calienta . Que sepamos los antepasados de esta derecha burguesa independentista han sido antirepublicanos y profranquistas . Si no , vamos a darle un repaso a la historia de la era franquista y veremos como la burguesia catalana vivia en plena armonia con el franquismo y era muy respetada por dicho regimen .
    Farsantes oportunistas , es como yo describo a esta derecha independentista , que se cambiaron la chaqueta cuàndo pillaron a los Pujol Ferrusola y CDC con el carrito de la corrupciòn , y tenian montado en Catalunya el mismo sistema mafioso que el PP en España .
    Parece que tiene que venir J. Anguita o C. Lara, para decirnos a toda la gente de izquierda , que estos politicos independentistas son lobos con piel de cordero , algo que por lo que parece aùn se no han enterado ni UP ni los COMUNES ni la mayoria de gente que se hace llamar de izquierdas y comentan en » Insugente » . Estoy a favor de una Republica federal española y no esa Republica ficticia que nos quiere vender el independentismo , comandada por una derecha burguesa y corrupta , que no tiene nada que envidiarle al PP ni a C´s , que todos ellos se dedican a rociar gasolina por las calles de Catalunya , para optener reditos politicos y caiga quièn caiga , porque a estos buitres les importa una mierda , tanto el pueblo catalàn como el español . ( ERC y PSOE , la misma mierda es ! ) .

  5. Una monarquia democrática.
    Una Republica dictatorial.

    Lo dijo Carrillo PcE.

    …España como clave IDENTITARIA.

    Vaya tomando nota los Podemitas periféricos. Sobre todo los de la CAV-NAFARROA, los de CATALUNYA y los de GALIZA. IDENTIDADES MUCHAS, nada que ver con esa UNA (y única) IDENTIDAD españa capital madriz.

    Y eso de que el ejército no es el de hace 40 años. Falso. Un ejemplo lo tenemos en ese cuerpo llamado benemérito.

    El fascismo franquista tuvo que agachar las orejas ante el capitalista poder, pues su RÉGIMEN ya no daba SUCULENTOS beneficios. Aparte de estar «mal visto» por la Europa «occidental» de capital estado alemán.

    Y no es lo mismo ser rey/na tras una guerra a muerte contra el fascismo nazi que ser rey (imposible reina) de herencia Franco fascista.

  6. Maestro republicano

    Su discurso es ambiguo, y solamente al final después de tanta palabrería se decanta por la República; podría haber comenzado por lo último y ahorrarse lo demás. Periodo constituyente y República ya¡¡.

  7. LA MALINCHE -En épocas de MORDAZAS

    ESPAÑA BANANERA !!!!!!!!!!!!!!!!!.-

    TREMENDA ELECCIÓN !!!!!!!!—EN LAS UNIVERSIDADES ESPAÑOLA SE ESTÁN REALIZANDO

    VOTACIONES ENTRE MONARQUÍA O REPÚBLICA ………….

    NO OBSTANTE EL GOBIERNO SE OTORGA EL PODER DE CERRAR LAS FACULTADES QUE

    CREEN PROBLEMAS…………………….

    …————–SE ESPERA , PUES , QUE CERRARAN A TODAS LAS DE OIR ,VER , PENSAR ,

    Y HABLAR ………………………….-!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    NOTA : está Demosdesgracia ………..avanza a pasos agigantados hacía la -INCULTURA .-

  8. LA MALINCHE -En épocas de MORDAZAS

    —-ENTREVISTA EN KAOSENLARED .-

    ES UN VIDEO DE WILLY TOLEDO.. EXPONE EL POR QUÉ DE LA CENSURA DE ESTADO .-

  9. LA MALINCHE . en época de salvajismo capitalista

    ————CONVERSACIONES MUY PROFUNDAS EN EL REINO TARDOFRANQUISTA .-

    ———————UNO ;: ES ……QUE ……..CADA PAÍS TIENE EL GOBIERNO

    QUE SE MERECE !!!!!!!!!!

    ———————–UNA .-: BUENO………..- ¿PERO …. TANTO TIEMPO …CON ESTE

    TURNISMO?.-

  10. LIBERTAD, VERDAD, DEMOCRACIA.

    Lo siento, pero no tengo tiempo (ni la más mínima gana) de leer las basuras que haya podido soltar por escrito el tal Paglo Iglesias.

  11. «Anonimo» : Efectivamente estoy de acuerdo y suscribo todo lo que dices en cuanto a los independentistas catalanes que por arte de birli birloque ahora se presentan como los mas republicanos que puedan existir en el mundo mundial. Y la corrupción Pujolera etc..y todo lo que expones con buen acierto.
    Lo único, aclarar ,que he dirigido mi comentario al tema de este «nuevo burgués» por tratarse de ello este post o mensaje.