OSCAR SÁNCHEZ SERRA. Última aberración imperial: Estados Unidos prepara “Guaidós” para Cuba

Hay que estar sencillamente desesperado para insistir, tras el fracaso en Venezuela, en la creación de líderes para subvertir gobiernos. Pero el doctorado de la aberración en la Casa Blanca llega con la pretensión de fabricar Guaidós, nada menos que en Cuba.

Por la cuenta de Twitter de José R. Cabañas, embajador de la Isla en EE. UU., conocimos de la intención. Él escribió en esa red social que el «Gobierno de Estados Unidos refuerza medidas de bloqueo contra Cuba y el Departamento de Estado anuncia programa para producir Guaidós cubanos. ¿No leen Historia?».

Ni se han asomado a ella y por no haberlo hecho esta Revolución invicta ha visto pasar a 11 presidentes de EE. UU., todos con la idea fija y el objetivo de destruirla, y con toda seguridad, el de ahora, el número 45 de la historia de aquella nación, será el 12.

La nueva pretensión es pública, si alguien quiere saber la verdad solo ponga en su navegador de internet la siguiente dirección: https://www2.fundsforngos.org/latest-funds-for-ngos/u-s-department-of-st…

Encontrará: «La Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental (WHA, por sus siglas en inglés) del Departamento de Estado de los Estados Unidos ha anunciado un Aviso de Oportunidad de Financiamiento (NOFO, por sus siglas en inglés) para apoyar a líderes cubanos individuales emergentes, particularmente dentro de la sociedad civil».

Según el propio sitio, el propósito del proyecto de líderes cubanos emergentes financiado por la WHA es permitir que los participantes se establezcan en Cuba, con recursos profesionales para los esfuerzos de base en la promoción de la democracia y los derechos humanos y más comunicaciones abiertas en toda la Isla e internacionalmente. El programa recoge que los exalumnos del proyecto tendrán las herramientas para promover causas al atraer audiencias más amplias, comunicar mensajes de manera efectiva a otros líderes y socios, y movilizar a actores independientes dentro de la sociedad civil para promover la libertad de expresión y reunión.

Este es el mismo Gobierno que acusa a Cuba de tener casi un ejército de militares en Venezuela y a sus médicos como agentes de inteligencia. La mentira, que ni la propia CIA se tragó, intentó fundamentar las sanciones contra Cuba y ahora, ¿quién sanciona a Estados Unidos y a su Presidente, porque un plan como el de WHA no solo clasifica como injerencia, sino como una burda agresión a un país soberano e independiente?

Leamos las bases del engendro: «los participantes del proyecto serán ciudadanos y residentes cubanos que demuestren un interés en las comunicaciones y otros roles de liderazgo. Como líderes emergentes, los participantes pueden ser estudiantes universitarios o jóvenes profesionales». Y esta es la «joya» de WHA: «los participantes también deben demostrar la aptitud (madurez, independencia, autosuficiencia, etc.) para tener éxito en un proyecto en el extranjero. Los participantes deben demostrar un deseo declarado de regresar y trabajar en la gestión de organizaciones y/o actividades independientes en Cuba».

En otras palabras, los participantes trabajarían en Cuba al servicio de un Gobierno extranjero, con el objetivo de borrar la continuidad de la Revolución, la cual está ya en manos de las nuevas generaciones, bien preparadas y, en palabras de Raúl Castro Ruz, «el proceso de transferencia a las nuevas generaciones de las principales responsabilidades marcha bien, digo más, muy bien, sin tropiezos ni sobresaltos, y estamos seguros de que así continuaremos».

La enajenación imperial llega a un grado tal de paroxismo que el proyecto incluye una organización implementadora con un plan de reclutamiento, el cual busca candidatos que representen la diversidad de género, racial, socioeconómica y geográfica en Cuba.

Contra esta Isla lo han probado todo y han fracasado en 60 años, justo porque esa diversidad que invocan, con total hipocresía, es precisamente el mosaico nacional que nutre la continuidad de la Revolución, presidida por su juventud en las universidades, donde reciben una altísima preparación y que hoy está más unida que nunca a su Gobierno en los proyectos de desarrollo del país.

Un consejo: lean la historia señores de la Casa Blanca y del Departamento de Estado, el calor de esta Isla, el humano que genera su Revolución, así como ha derretido al imperialismo, también derrite a los Guaidós.

 

(Diario Granma)

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email