Ni con gafas nuevas consigue ver que está cuestionada por su gestión tan nefasta en Catalunya

La vicepresidenta del Gobierno español y mandamás en Catalunya tras la usurpación de poderes vía 155, Soraya Sáenz de Satamaría, ha salido al paso de las duras críticas recibidas diciendo que no se siente cuestionada: “En absoluto. En el Gobierno nos sentimos satisfechos todos los días de cumplir con nuestra obligación. Gobernar es pensar primero en el futuro de tu país y luego en el tuyo”.

La señora vicepresidenta no ve ni con gafas nuevas —o no quiere ver— el varapalo que les dio el Consejo de Estado sobre su decisión de recurrir la investidura de Carles Puigdemont, primero, y la pírrica victoria obtenida, después, tras el anuncio del parcial TC de que el president en funciones de la Generalitat no queda descartado del todo, ya que de manera presencial sí que puede ser investido.

“Es una buena noticia para la Justicia y para los españoles de bien que respetan la ley y a quienes les sonroja como otras se la saltan alegremente”, se ha reafirmado.

No es que no se sienta cuestionada la señora Soraya Sáenz de Santamaría sino que, además, quienes tienen que sentir sonrojo son los que desaprueban su gestión repleta de despropósitos. Muy típico de la «democracia española», el mundo al revés.

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: