Morir para sobrevivir / 29 Aniversario de la muerte en huelga de hambre de José Manuel Sevillano con un Gobierno del PSOE

Cuando tras 175 días de huelga de hambre murió José Manuel Sevillano Martín «Sevi», el presidente del Gobierno era el señor X de los GAL, Felipe González. Gobernaba, pues, el PSOE, ese partido que tantos interesados y tantos ingenuos se empeñan, hoy, en calificarlo de izquierda.

 

 

José Manuel Sevillano Martín «Sevi», siempre se definió orgulloso como obrero del campo. Desde muy joven participa en las ocupaciones que los jornaleros hicieron de las fincas de los señoritos, y que provocan duros enfrentamientos con la Guardia Civil. Así se va forjando como luchador y campesino. En aquella época entra a formar parte del Sindicato de Obreros del Campo y da vida e impulso al Colectivo Cultural de Marchena. También ingresa en el Comité Anti-OTAN de aquella localidad.

En 1985 ingresa en los GRAPO, y el 8 de diciembre de 1986 es detenido en Granada, y posteriormente torturado y encarcelado. En poco tiempo pasa por las cárceles de Granada, Soria y Meco. En 1988 es juzgado en la Audiencia Nacional y condenado a 26 años por tenencia de una pistola y expropiación a un banco.

En aquellos momentos los presos políticos comunistas y antifascistas se encontraban reagrupados en comunas en varias cárceles. Este modo de vida ordenado, donde los presos se distribuían las diversas tareas como la limpieza de los módulos, el cocinado, el debate, la discusión y el estudio o los trabajos manuales, servían para reforzar sus ideales comunistas.
Por este motivo el gobierno GALoso del PSOE procedió, de 1986 a 1989, a la disolución progresiva de las comunas y a la dispersión de los presos políticos.

El 30 de noviembre de 1989, «Sevi» inicia junto a sus 60 camaradas la huelga de hambre contra la dispersión de las y los presos políticos que duró 435 días.

El régimen sabía que los presos llevarían hasta sus últimas consecuencias la huelga de hambre por la reivindicación de la reagrupación. Sin embargo, a diferencia de la huelga de hambre de 1981, esta vez no estaban dispuestos a ceder y proceden a la alimentación forzosa por la que, atados a las camas, son obligados a ingerir alimentos de todas las formas posibles.

A través de su portavoz de «Justicia», los voceros del régimen llegaron a decir que la huelga era un fraude y que comían a escondidas. Sin embargo, el 15 de mayo de 1990, José Manuel Sevillano ingresa gravísimo del Hospital Penitenciario al Gregorio Marañón. Quieren mantenerlos con vida a toda costa antes que ceder al reagrupamiento.

Tras 2 infartos, el 25 de Mayo de 1990, muere después de 175 días de auténtica agonía en huelga de hambre.

Al conocerse su asesinato miles de personas salieron a las calles en Vigo, Coruña, Madrid, Barcelona, Zaragoza, Cádiz, Sevilla, Vitoria, Bilbo, Margen Izquierda, Donosti, Arrasate, Hernani, Orereta e Iruña en su homenaje. El gobierno no pudo impedir que numerosas personas se concentraran en el cementerio de Marchena para rendirle homenaje. Hasta la RAF alemana dio el nombre de «José Manuel Sevillano» a uno de sus comandos más activos.

¡SEVI, SEMILLA DE LIBERTAD!

 

(Movimiento Antirrepresivo de Madrid)

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*