MONEDERO. “Uno de los problemas de Podemos es que parece haberle cogido gusto al Parlamento”

Considera “triste” que buena parte de la entrevista concedida a DEIA en Madrid se consuma “hablando de nosotros mismos”, si bien el politólogo, profesor de la Complutense y cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero (Madrid, 1963) no rehúye a ninguna cuestión sobre la situación de la formación morada y, especialmente, acerca del camino a adoptar en el decisivo congreso de Vistalegre del 11 y 12 de febrero que fijará el rumbo a seguir.

¿En qué situación está Podemos?

-Son tres años que corriendo, encadenando elecciones sin pedir dinero a los bancos, viviendo de alguna manera de la rentas intelectuales de los marcos que habíamos construido. Pero se van acumulando problemas no resueltos. Ocurre como la gripe que te viene cuando paras. Luego hay otra parte más desconcertante, que es menos explicable políticamente, y que para dar cuenta de ella solo podemos hacer hipótesis. Reconozco que ando desconcertado con lo que está haciendo Errejón. Al tiempo que Iglesias dice unidad, unidad, unidad, se sigue insistiendo en descalificar, en dividir a Podemos, que es algo que nadie entiende en un momento de debilidad del bipartidismo en el que la gente espera una fuerza política con capacidad de frenar el deterioro de las condiciones de vida. Podemos se ve constantemente enzarzada en discusiones que alimentan los medios y multiplican el desconcierto. Es alimentar algo que se puede escapar de las manos.

Es cercano al sector de Pablo Iglesias. ¿A qué se debe esa cercanía?

-Decidí salirme de la Ejecutiva porque creía en un equilibrio entre la Ejecutiva y la democracia, entre usar los medios de comunicación y no dejarte devorar por ellos, entre la táctica y la estrategia. Y vi que en un momento determinado eso se estaba perdiendo. De eso son responsables todos los miembros de la Ejecutiva. En ese equilibrio siempre he estado más cerca de Pablo Iglesias que de Errejón o Bescansa porque Pablo tiene un compromiso con la verdad que le hace saber siempre con qué cosas no hay que negociar. Siempre me pareció que Errejón, más después cuando se alía con Tania Sánchez y otras personas, tiene más facilidad para privar la táctica sobre la estrategia. Y en ese sentido, por buscar a los que faltan, terminas renunciando a muchas cosas.

¿Cree que Podemos puede perder su norte buscando a los que faltan?

-Querer dorar la píldora a los que faltan, al PSOE, al Parlamento… Por no molestar a nadie y contentar a todos, Errejón va a terminar por echar nata a la paella. Eso es lo que hace que en análisis esté mas cerca de Iglesias, lo cual tampoco significa que no tenga una mirada diferente a la de Pablo, de anticapitalistas o Errejón.

¿Podemos debe regresar a los orígenes, al 15-M?

-Podemos nació del 15-M pero tomamos la decisión de que ya no éramos el 15-M. De todo el grupo promotor, creo que fui el que más estuvo en el 15-M. No hay un regreso a los orígenes. De la calle fuimos al Parlamento, y se trata que del Parlamento revisitemos la calle, pero con esa experiencia y conocimiento acumulados. No hay cambios sin sectores populares que lo apoyen. Creo que uno de los grandes problemas de Podemos es que en el último año ha dado la sensación de haber cogido gusto al Parlamento. Es útil, pero eso no debe hacer que caigas en el cretinismo parlamentario, que te empieces a creer que allí pasan cosas mas importantes que lo que le pasa a la gente. Si un juez ha sido capaz de asumir la dación en pago es porque hay un movimiento popular detrás. El otro día estaba Errejón protestando por el deterioro sanitario en Granada y a la misma hora, Iglesias estaba en el Parlamento mostrando que es oposición haciendo 32 preguntas sobre el Yak-42…

Esta semana se ha celebrado una reunión exploratoria entre las diferentes corrientes para lograr un suelo mínimo de cara a Vistalegre II. ¿Es optimista sobre una posible unidad?

-Pablo (Iglesias) hizo un esfuerzo por juntar a las diferentes propuestas con ánimo de dar respuestas a la petición de unidad. Esa petición se ha topado de nuevo con un insulto. La corriente de Errejón y Tania Sánchez dijeron que Pablo había hecho chantaje por una cosa tan evidente como que Iglesias dijera que dejaría su puesto si no ganaba sus documentos. Ante ese sentido común, se le tilda de chantajista y de autoritario por lo del toque de la corneta. Por eso no entiendo lo que hace Errejón, porque esas críticas solo sirven para dividir a Podemos. Siempre he valorado la ambición de Errejón, al igual que la de Iglesias, porque cuando estas trabajando en un partido hace falta. Al mismo tiempo, la ansiedad es mala consejera. Y después de leer los documentos de Errejón, tengo la sensación de que no hay voluntad de acuerdo.

¿Qué le hace ver la nula sensación de acuerdo en el sector de Errejón?

-A la mano tendida de Iglesias la contestación es no me toque la corneta, como si fuera un cuartel. Cuando uno lee los documentos de Errejón y Tania, la conclusión que saca es que quiere un secretario general disminuido, prácticamente enjaulado, y al mismo tiempo una secretaria política muy reforzada. La conclusión correcta sería que se presente a secretario general y deje de dividir a Podemos en una falsa pelea que la gente no entiende. Sería mucho más honesto que si tu planteas unos documentos que burocratizan el partido, haciendo un partido muy parecido al PSOE, presentes tu candidatura.

Podemos, precisamente, huye de fórmulas como las del PSOE...

-Cualquier intento de que parecerse al PSOE, desde la Transición, ha sido un gran fracaso. Algo que me gusta del momento actual es que se están poniendo las cartas sobre la mesa. Es positivo y serán los inscritos los que digan qué formación política quieren. Desobediente o con capacidad de enfrentar el gran drama de la democracia española que quiere normalizar desahucios o los privilegios de unos pocos. Que confronte o que busque cambiar las cosas desde una posición más negociadora con un PSOE de la Gestora que, como dijo Pedro Sánchez, iba a hacer todo o posible para impedir acuerdos con un Podemos transformador.

¿Qué espera de Vistalegre II? ¿Se calmarán las aguas tras la marejada que vive el partido?

-Es mucho más lo que hemos compartido antes de Podemos que durante Podemos. Hay una lectura de la situación de España, Europa y el mundo que compartimos. Hay un núcleo duro que cuando se termine la posibilidad de disputar el poder interno regresará al análisis y las respuestas a los grandes problemas. Espero que nos pongamos todos manos a la obra cuando se termine el tiempo de discutir las cuotas de poder internas. Iglesias ya lo ha dicho: si gana los documentos de Errejón, se retirará de la secretaria general y trabajará donde sea útil. Espero que otros sectores tengan la misma generosidad en caso de que pierdan. Uno ve a personajes patéticos como Corcuera o Leguina en medios de la extrema derecha dedicando buena parte de su tiempo a disparar contra su propio partido… Eso no va a pasar en Podemos.

¿Es Podemos, hoy en día, la única oposición real al PP?

-Hay un gran acuerdo entre PP y PSOE, que no es una gran coalición sino una mediocre coalición, que por ejemplo se reparte a los magistrados del Tribunal Constitucional como si fuera un zoco árabe. Han acordado una subida del SMI por debajo de lo acordado por el partido socialista y sindicatos, han pactado el techo de gasto… Hay una gran coalición aunque el PSOE quiera presentar los hechos como si no lo fuesen. La polémica del Yak-42, y con Iglesias en el debate con Cospedal, quedó evidente que es la única oposición, porque es el único partido que no debe dinero a los bancos, que tiene tiempo para reunirse con la sociedad civil, escuchar lo que plantea la ciudadanía porque no tiene débitos con consejos de administración, con eléctricas… ¿Cómo va a reunirse el PP con los familiares del Yak-42 si colocó a Pedro Morenés, un lobbista del mundo de las armas, de ministro de Defensa? No puedes estar con los que desahucian y los desahuciados. Es absolutamente evidente que la única oposición es Pablo Iglesias, y eso lo debería de tener claro todo el mundo, también dentro de Podemos.

Catalunya es una patata caliente para Rajoy. ¿Tiene salida esa confrontación? Debe ser unilateral, como aboga Puigdemont, o bilateral, como apoyan los ‘comuns’?

-Catalunya tiene solución porque es la única posibilidad que tiene Felipe VI de legitimarse. Si no se solventa el tema catalán, el reinado de Felipe VI será un reinado hueco. Es verdad que el PSOE y el PP quieren utilizar al PNV para frenar el desafío catalán, pero es muy difícil que puedas frenar una idea a la que le ha llegado su hora. España es plurinacional, y te lo dice una persona que ha tardado en entenderlo. Cuando uno lee la historia, piensa que se la han contado mal. Catalunya es una nación y España una nación de naciones. O nos entendemos como nación de naciones o las que tienen una identidad propia aparte de la posible española van a terminar reivindicándose de manera excluyente. Estoy convencido de que Catalunya, País Vasco, Galicia, incluso si me apuras Andalucía, están buscando acomodo en una España que les de cabida en una identidad pero que, de la misma forma, les pueda reforzar una identidad particular.

Por lo tanto…

-No puede ser una decisión unilateral, porque solo tiene réditos políticos a corto plazo. La historia nos dice que una discusión territorial solo se solventa con una guerra o un acuerdo con el país del cual te emancipas. Acerté el valentón no va a ningún lado. Si sabes que así no se solventan las cosas, tensar la cuerda solo sirve para que intentes conseguir votos en el ámbito electoral, pero no solventa el desafío. En ese sentido, creo que aciertan los comunes cuando plantean que debe de haber un elemento de acuerdo. Aunque también soy consciente de que es difícil cuando en Madrid tienes a un Mariano Rajoy que a veces da bochorno, pero que mantiene una lógica de apisonadora en todo lo que hace.

las claves

“De la calle fuimos al Parlamento y se trata de que del Parlamento revisitemos la calle, pero con esa experiencia y conocimiento acumulados”

“Si ganan los documentos de Errejón, Iglesias se retirará de la secretaría general; espero que otros sectores tengan esa generosidad si pierden”

“Es absolutamente evidente que la única oposición al PP es Iglesias, y eso lo debería de tener claro todo el mundo, incluso dentro de Podemos”

“O nos entendemos como nación de naciones o las que tienen identidad propia terminarán reivindicándose de manera excluyente”

deia

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. Linea de fuego

    Otro problema y mas candente de Podemos es que en asuntos territoriales ha dejado de ver el bosque (la República) por los árboles del nacionalismo burgués. Efectivamente, como indican los constitucionalistas burgueses la constitución 78 insta a la ciudadanía «española» a pronunciarse sobre cambios plesbicitarios que afecten a la unidad, por ello el punto de inserción refrendario no esta en el «derecho a decidir» unilateralmente dentro del marco constitucional, sino ejerciendo ese derecho de decisión de manera universal contraponiendo al «constitucionalismo monarquico», el cambio republicano por la III Republica.
    MONARQUIA O REPUBLICA recupérese la transparencia de este plesbicito de una puñetera vez y déjese las republiquetas dentro de las borbonadas transi-a-cionalistas.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: