MÉXICO. Tres años después de la desaparición de los 43 normalistas, aún no hay ni una sola condena

Ayer se cumplieron tres años desde que los 43 normalistas fueran secuestrados y desaparecidos en Ayotzinapa. La noche del 26 de septiembre de 2014, policías federales y municipales de Iguala, estado de Guerrero, atacaron a estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa que se dirigían en autobuses a la capital mexicana a conmemorar la masacre de Tlatelolco en 1968. El saldo de la represión fue de seis personas asesinadas y 43 estudiantes desaparecidos. Sin avances en la investigación, sus familiares siguen reclamando justicia y denunciando la responsabilidad del Estado. Pero éste todavía no ha respondido de manera satisfactoria.

Los padres y madres de los 43 desaparecidos destacaron el papel que ha tenido el apoyo de la sociedad civil para continuar su lucha y, conocedores de lo mucho que se necesita de la solidaridad, llamaron a la gente a solidarizarse con los damnificados del sismo del 19 de septiembre pasado.

A ese respecto, Mario González —uno de los padres de los estudiantes desaparecidos— subrayó que los familiares de los 43 sienten como propio el dolor de quienes perdieron a alguien en el citado temblor. Lo dijo de esta manera: “Estamos con ellos. Ese dolor lo hacemos nuestro y lo sentimos nuestro porque hay personas atrapadas y muertas, que en su momento gritaron por esos 43 normalistas, que nos acompañaron en algunas de las marchas. ¿Cómo ser indiferente a ese dolor, cómo no solidarizarnos con esa gente”.

Por su parte, refiriéndose al caso de los desaparecidos, Emiliano Navarrete, padre de uno de los 43, señaló que “hoy se cumplen tres años de esa cobarde agresión hacia nuestros jóvenes, tres años de lucha ¡y no tenemos nada! No hemos logrado que este pinche gobierno de con el paradero de nuestros hijos”.

Acompañados de miles de personas y varias organizaciones sociales, populares y estudiantiles, los familiares de los jóvenes desaparecidos iniciaron la marcha en Ángel de la Independencia para, recorriendo el Paseo de la Reforma, acabar en el llamado “antimonumento” de los 43.

El abogado de los padres y madres, Vidulfo Rosales, resaltó que las afirmaciones de la Procuraduría General de la República —PGR— en el sentido de que ya se han explorado la mayor parte de las líneas de investigación sobre el caso, son una falsedad, ya que en realidad ninguna hipótesis ha sido agotada.

Para Rosales, la PGR ha abordado de manera parcial algunos aspectos de la indagatoria y ha descartado muchas otras vertientes que aún no han sido suficientemente exploradas. Es por eso que insiste en la falta de voluntad real por parte de ella para esclarecer lo ocurrido.

 

Escuela Normal Rural de Ayotzinapa

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Un comentario

  1. aagapito perez chico

    Ayotzinapa 43. No ha sido en Venezuela. Desgraciadamente este paìs es un fosa comùn. Ayotzinapa fuè el vaso que desbordò, pero desgraciamente todos los dìas existen despariciones. Miles al cabo de cada legislatura de desparecidos y muertos màs o menos controlados tambièn un montòn de decenas de miles.
    La Europa, antes democràtica relativamente, y el gendarme mundial EEUU, el problema es Venezuela, que por cierto en el ranking mundial de derechos humanos, segùn la ONU, se encuentra por delante de paìses europeos y de EEUU. Claro que ya sabenos que la ONU es una pandilla de rojos de mierda ¿no?.

    AYOTZINA y TODAS LAS DESAPARICIONEs Y MUERTES EN MÈXICO, las llevamos en el corazòn. Por favor que denuncien lo que ocurre en Mèxico y otros paises latinoamèrcanos, que son genocidios invisibles.

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: