MEDITERRÁNEO. Centenares de muertos

Ni el cierre de fronteras, ni la decisión de gobiernos como el italiano o español de no  permitir que los barcos rescaten migrantes, ni el envío de dinero a Marruecos a los bolsillos de Mohamed VI  y su cohorte para que eviten la salida de pateras, ni la UE y sus leyes, ni las vallas van a poder impedir que continúe el intento de miles de personas de huir del hambre. La idea es que en África se pueden robar las materias primas pero no que sus habitantes huyan a los países que los despojan.

En efecto, al menos 683 migrantes murieron en lo que va de 2019 en el mar Mediterráneo intentando llegar a Europa, según cifras que publicó la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Las muertes se produjeron mayoritariamente en las tres principales rutas migratorias del Mediterráneo, sobre todo en la occidental.

En la ruta central, que sale de Argelia, Túnez y Libia rumbo a Italia, murieron 426 migrantes; otros 53 se contabilizan en la ruta este, que lleva a Grecia; y 204 en la ruta del oeste, precisó el organismo.

“Los fallecimientos registrados en las tres principales rutas del mar Mediterráneo a lo largo de estos 199 días de 2019 alcanzan los 683 individuos, en torno al 47% menos de las confirmadas durante el mismo período en 2018″, informo la OIM.

Los datos se desprenden del “Proyecto Migrante Desaparecido”, que desde 2014 registra sistemáticamente las muertes en las rutas de migración en todo el mundo.

Desde entonces, han registrado la muerte de 32.362 migrantes, aunque “debido a las dificultades para recopilar información sobre estas personas y el contexto de sus muertes, la verdadera cantidad de vidas perdidas durante la migración es probable que sea mucho mayor”, afirma la organización.

La OIM también informó que hasta el 17 de julio, y desde enero de 2019, llegaron a Europa 34.226 personas, lo que representa un 34% menos que durante el mismo período del año pasado.

El país que registró la mayor llegada de refugiados es Grecia, con 16.292 personas, y España, con más de 12.000 personas. España pasó a ser el destino más buscado después de que el gobierno italiano endureciera sus políticas migratorias

A Italia, que ha adoptado varias medidas antiinmigratorias, en total entraron 3.186 migrantes, unas seis veces menos que en el mismo período del año anterior, cuando esa cifra alcanzó las 17.838 personas.

Vuelta al mar

La organización humanitaria SOS Méditerranée anunció que retomó desde el 18 de julio las actividades de búsqueda y rescate en el Mediterráneo Central con un nuevo barco, el Ocean Viking, en cooperación con Médicos sin Fronteras (MSF).

La ONG informó a través de un comunicado que muchas personas siguen intentando huir de Libia por esta ruta marítima, la más peligrosa del mundo, sin que haya equipos salvavidas en el Mediterráneo central, por lo que ambas organizaciones consideraron imperativo regresar al mar.

El director de Operaciones de SOS Méditerranée, Frédéric Penard, denunció “un deterioro en la respuesta de la Unión Europea a la tragedia humana en el Mediterráneo”.

“Las unidades navales de la operación europea Sophia han abandonado la zona y los estados europeos siguen realizando una intensa campaña de criminalización contra los buques operados por la sociedad civil. Y, sobre todo, todavía no existe un mecanismo de desembarco coordinado, sostenible y compartido, como lo exige la ley marítima”, expresó.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*