EDITORIAL. Más que sacar a Franco del Valle de los Caídos convendría exhumar al franquismo

Más allá de la simbología y el recuerdo imborrable de los cientos de presos republicanos que trabajaron como esclavos en ese lugar infesto llamado el Valle de los Caídos, que los restos del fascista estén allí o no, es un tema menor, aunque un lugar apropiado para su depósito podría ser la mismísima Zarzuela (en agradecimiento brbónico a su mentor).

Es cierto que no hay genocida  (Hitler, Mussolini…) que tenga una tumba para el peregrinar de sus acólitos, pero lo que realmente sería imprescindible es que el franquismo, ese régimen que dejó atado y bien atado su continuidad, quedara eliminado de la historia de este país.

Las miles de personas que yacen aún en las cunetas, las mega empresas que a partir de los años sesenta, y al calor de dádivas y corrupciones al dictador, se hicieron como tales y acabaron en el hoy lustroso Ibex, o la continuidad en una monarquía que no votó nadie, son tres ejemplos de los cientos que se podrían poner de la pervivencia de un régimen que no se liquida sacando los huesos de Franco en helicóptero.

Que el PSOE vaya a vender a sus anestesiados votantes progresistas la quita del cuerpo apenas días después de haber otorgado a la nietísima Carmen Martínez Bordiu el título de duquesa de Franco con Grandeza de España, o que no se atreva a quitar medallas remuneradas a torturadores como Billy el Niño, no es una broma, es la prueba inequívoca de en qué trinchera están las huestes de Sánchez. Pero también constatación del delirio ideológico de los que, desde posiciones que dicen de izquierda, se empeñan una y otra vez en gobernar con el PSOE.

 

RELACIONADO:

 

Más que una evidencia

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email