Más de 200 ex presos y ex presas firman un manifiesto en apoyo a Patxi Ruiz

El manifiesto puesto en marcha por personas de Txantrea que han pasado por la cárcel apuesta por sumar fuerzas en torno a las reivindicaciones que los y las presas políticas vascas están impulsando desde las prisiones., haciendo especial hincapié en la exigencia de su traslado a Euskal Herria y el respeto escrupuloso a todos sus derechos.(ahotsa.info)

 

EX PRESOS Y PRESAS POLÍTICAS VASCAS DE TXANTREA

Patxi Ruiz ha tomado una de las decisiones más difíciles que se pueden adoptar en prisión. Iniciar una huelga de hambre y de sed de forma simultánea no es una opción más, es la opción que puede marcar un camino sin retorno.

Desde el mismo momento en que comunicó la decisión tomada, Patxi se ha encargado de transmitir al exterior de los muros un relato que no empieza ni con el coronavirus ni con las movilizaciones desarrolladas en el módulo 8 de la prisión de Murcia II a raíz de la aparición de esta pandemia.

19 años es muchísimo tiempo en prisión. Suficiente para conocer cuándo la cárcel e instituciones penitenciarias no se conforman con someterte a las durísimas condiciones que aplican al conjunto de Presos PolíticosVascos. Tenemos la convicción de que a Patxi le llevan apretando en prisión de una forma continuada y con un ensañamiento que roza la obsesión desde hace años.

El seguimiento individualizado que Instituciones Penitenciarias hace de los presos y presas clasificados como FIES – 3 permite poner en marcha toda una batería de mecanismos para mantener en una tensión constante la vida de los militantes en prisión. En el caso de algunos militantes como Patxi, esos mecanismos han sido llevados al límite de la crueldad y el ensañamiento.

No es la primera ni pese a todas las reflexiones que se hagan en clave estratégica será por suerte la última vez, en que los y las miembros del Colectivo de Presos Políticos Vascos se implican en dinámicas y reivindicaciones que dejando a un lado nuestra agenda, suponen hacer frente a medidas carcelarias que afectan por igual a presos políticos y a presos sociales.

Esa y no otra es la razón por la que en Murcia II, al igual que en otras muchas prisiones se han desarrollado sin mayores problemas distintas iniciativas para exigir medidas específicas para en plena crisis del COVID – 19,
salvaguardar los derechos de distintos colectivos de presos (mayores, gente cumpliendo el 3er grado, presos con enfermedades graves…). Reivindicaciones tan básicas como recibir material de protección para no ser contagiados o poder ante la muerte de un familiar acudir al entierro o al tanatorio.

La situación creada en las prisiones tras la aparición del Coronavirus es si duda excepcional. Y la actitud de Patxi, sumándose a las iniciativas que más de 80 presos desarrollaban en su módulo es algo que merece todo nuestro reconocimiento y apoyo. Es una práctica que de hecho todos y todas hemos llevado adelante. Asesorar a distintos presos, denunciar violaciones de derechos de las que hemos sido testigos o sumarnos a reivindicaciones desarrolladas en nuestros módulos han sido prácticas habituales en nuestra militancia en prisión.

Todo lo que ha derivado de estas movilizaciones en el Módulo 8 de la prisión de Murcia II es la consecuencia de la aplicación a rajatabla de un manual de guerra que el sistema penitenciario español tiene diseñado para los y las presas políticas vascas. Agresión frontal no a las dinámicas desarrolladas en el módulo 8, sino a la persona de Patxi. Manipulación de su papel en las iniciativas para tratar de justificar una decisión arbitraria de los carceleros. Y por último amenazas directas de alguien como el jefe de módulo y de la propia dirección de la prisión, que disponen de medios, ganas e impunidad para convertir tu vida en un infierno todavía mayor.

Al estado español le da igual la vida de Patxi Ruiz. Si no fuera así, ese supuesto gobierno progresista compuesto por PSOE y PODEMOS habría asumido ya como inaceptable la posición de la Dirección del Centro Penitenciario Murcia II y habría tomado cartas en el asunto. Y no solo eso, habrían destituido ya de sus cargos a todos cuantos por vestir una bata blanca creen poder llamarse médicos, pese a que con su práctica demuestren usar esta prenda solo para tapar el color verde de su uniforme.

PSOE y PODEMOS juegan a presentarse como las víctimas de una situación que podrían haber atajado de raíz en el primer minuto. No podemos por tanto esperar ninguna iniciativa por voluntad propia de aquellos partidos que para atajar un problema sanitario han optado por la recentralización y la militarización de las calles. Pero sí debemos optar por hacerles responsables de cualquier consecuencia que para la salud y la vida de Patxi tenga su inacción ante una Dirección de Murcia II dispuesta a dejar morir a Patxi.

PSOE y PODEMOS tienen que recibir, como máximos responsables que son del gobierno español, un mensaje firme y contundente de nuestro pueblo apelando a su responsabilidad. Dejar que el tiempo resuelva las cosas era una mala práctica del antecesor de Pedro Sanchez en el gobierno, que solo condujo a situaciones límite. El PSOE está dispuesto a cometer un nuevo crimen de estado, mientras PODEMOS parece estar listo para firmar en el libro de entrada a las cloacas del estado.

Cada día que pasa hay nuevos presos políticos que se suman a una dinámica que es de apoyo a Patxi, pero que al mismo tiempo les está sirviendo para reafirmarse como militantes activos frente a las injusticias del sistema carcelario español. También a nivel internacional se multiplican las muestras de apoyo, solidaridad y condena.

Mientras fuera de las prisiones las iniciativas de denuncia salpican las calles de pueblos y barrios. Todos y todas, tenemos y de hecho vamos asumiendo nuestro papel en un contexto enormemente complicado, que solo puede resolverse actuando como pueblo y sumando todos los esfuerzos en el objetivo de lograr un final satisfactorio para Patxi y para las reivindicaciones que llegan desde las cárceles.

¡Hay que conseguir que los gobiernos central y autonómicos asuman su responsabilidad! ¡Los partidos de ámbito estatal y sus sucursales tienen que moverse para evitar un fatal desenlace de consecuencias imprevisibles!

Que nuestro compañero Patxi Ruiz, Kapota, salga entero de esta durísima situación va a depender en buena medida de las decisiones que el propio Patxi vaya tomando y que por supuesto a nosotr@s solo nos queda respetar y apoyar.

Pero las dos situaciones que permiten resolver favorablemente para los intereses de Patxi y de nuestro pueblo esta situación pasan por redoblar los esfuerzos y la implicación de todos y todas nosotras en la denuncia de su situación y en la exigencia de soluciones. Conseguir que PSOE y PODEMOS dejen de mirar para otro lado y actúen con responsabilidad es prioritario. Hacer llegar a Patxi el mensaje de que la calle está organizada para defender los derechos de todos los presos y presas políticas frente a cualquier agresión y que por tanto estamos preparadas para recoger su testigo es vital.

Y para ambas cosas necesitamos la presencia masiva en la calle de todas aquellas personas que siempre, siempre, hemos trabajado en favor de los derechos de los y las presas políticas vascas. No hay razón alguna para que ninguna de las miles y miles de personas que cada enero inundamos las calles de Bilbo de ansias de libertad permanezcamos ahora en casa.

Acudir a las citas ya existentes, proponer y organizar nuevas iniciativas, organizarnos en definitiva en nuestros espacios más cercanos es fundamental. Es ahora o nunca. La integridad física de Patxi está en riesgo, pero es mucho más lo que hay en juego.

Por eso, el propósito de nuestra iniciativa es sumar fuerzas en torno a las reivindicaciones que los y las presas políticas vascas están impulsando desde las prisiones. Haciendo especial hincapié en la exigencia de su traslado a Euskal Herria y el respeto escrupuloso a todos sus derechos.

Hacemos así nuestras las principales reivindicaciones de Patxi. Y ante la extrema situación en que desarrolla su lucha, trabajamos ya con un calendario de movilizaciones que permitan sumar fuerzas al enorme trabajo que ya se desarrolla en favor de Patxi y del conjunto de Presos y Presas Políticas Vascas.

Nuestra primera iniciativa es la presentación pública de este texto firmado por un buen número
de ex-presos y ex-presas del barrio de la Txantrea. Y tras ella buscaremos la adhesión al mismo de cuantos ex-presos y ex-presas políticas vascas crean que podemos aportar positivamente en el actual escenario. Aportando a una solución integral para el conjunto de Presos y Presas Políticas Vascas, y contribuyendo de forma
especial a poner soluciones a la extrema situación en que nuestro compañero Patxi Ruiz tiene actualmente que pelear sus reivindicaciones.
PreS.O.S. en lucha, gu ere bai!
Gora Euskal Preso Politikoak!
Gora Patxi!

Las adhesiones se recogerán a través del siguiente correo electrónico: patxirekinelkartasuna@gmail.com

 

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

Comentar

A %d blogueros les gusta esto: