Marlaska quiere que jornaleros andaluces en paro reformen cuarteles y comisarías

El Ministerio del Interior tirará de desempleados, preferentemente jornaleros del sector agrícola, adscritos al Programa de Fomento del Empleo Agrario -el antiguo PER- para ejecutar las labores de reconstrucción de 23 casas cuartel en Andalucía, en el marco del Plan de Infraestructuras para la Seguridad del Estado que prevé invertir 600 millones de euros en seis años (periodo 2019-2025) en reformar  comisarías de la Policía Nacional y cuarteles de la Guardia Civil que requieren una remodelación urgente.

Interior rubricó el pasado 11 de diciembre los acuerdos de encomienda de gestión con los ayuntamientos en que se ubican esas instalaciones, que le permitirán ‘meter’ parte de los gastos de personal asociados a estas obras dentro del programa de fomento del empleo agrario y, por ese cauce, acceder a las subvenciones estatales establecidas para la contratación de eventuales agrarios. La maniobra cumplirá, por una parte, la función social de ‘movilizar’ a un puñado de eventuales agrarios aprovechando este programa de inversión en infraestructuras de seguridad y, por otra, abaratar también la factura prevista por el departamento que dirige Fernando Grande-Marlaska para la ejecución de estas obras.

Sólo podía hacerse a través de los ayuntamientos y de ahí que se hayan firmado esas encomiendas de gestión. La norma que regula el plan de fomento del empleo agrario, del año 1997, establece como una de las líneas subvencionables del programa la contratación por parte de las Corporaciones Locales de parados, «preferentemente eventuales agrarios». El acuerdo firmado por el Ministerio del Interior con los ayuntamientos permitirá a éstos presentar ante el Servicio Público de Empleo Estatal proyectos de interés general y social «aplicados a la rehabilitación y reforma de casas cuartel de la Guardia Civil de titularidad estatal radicadas en el municipio, en función de las disponibilidades presupuestarias de la dotación para el año en curso del Programa de Fomento de Empleo Agrario».

Esta posibilidad no era tal hasta el pasado año 2016. Ese ejercicio el Gobierno entonces controlado por el Partido Popular aprobó una modificación regulatoria que incluyó dentro de los proyectos subvencionables por la nueva versión del PER las obras de rehabilitación y reforma de las casas cuartel de la Guardia Civil siempre que fueran llevadas a cabo por Corporaciones Locales tras la correspondiente encomienda de gestión por parte del Ministerio de Interior. Por la redacción parece claro que el Ejecutivo de Mariano Rajoy ya tenía en la cabeza utilizar el Programa de Fomento del Empleo Agrario para abaratar la factura del plan de modernización de infraestructuras de seguridad.

 

 

Fuente

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email